.

.

Veredas y majadas de 'La Castillería' a finales de invierno (Montaña Palentina)

Sábado, 7 de Marzo de 2.020
Este invierno aún no habíamos disfrutado de ruta conjunta y, al fin, encontramos día para quedar con Luis NATURALEZA DE LA VALDAVIA, y Verónica, quién tiene intención de mostrarnos algunas de esas majadas recónditas de la Montaña Palentina, que ella conoce.
Majada 'Las Adras' desde donde se domina una amplia vista de
la Montaña Palentina y los Picos de Europa
El recorrido elegido por Verónica parte de Herreruela de Castillería.
      Camino de la ermita de Nuestra Señora del Monte

Este encantador pueblecillo, que preserva algunas casonas de piedra, está enclavado en la comarca de La Castillería y creció junto al arroyo del mismo nombre, rodeado de magníficos bosques que se alzan hacia la cercana sierra del Cueto.

Por el camino al valle de Mudá, coincidente con el Sendero Histórico GR-1
Son las diez cuando partimos de Herreruela por el camino que conduce al valle de Mudá.

El ambiente es nebuloso y aún llovizna, pero el buen ánimo del grupo va a hacer que el día mejore.. ¡no nos cabe duda!

En dirección Este, sin tomar ningún desvío y en constante ascenso, alcanzamos amplias vistas sobre el valle de Mudá.

Entre nieblas, el vergel del valle de Mudá y sus pueblos
Perapertú, San Martín, San Cebrián y Mudá
A 3,3 kms, llegamos al chozo Campolebrel, con buenas vistas hacia sierra Corisa
      Por senda poco definida hacia el castro de Campolebrel

Aquí abandonamos la pista que traíamos y que conduce a Brañosera.

Frente a la buena cabaña, se intuye una vereda que nos va a aupar en pocos metros una amplia pradería, el Castro de Campolebrel, donde nos planteamos la mejor manera de seguir ganando altura.

Vero y 'eSrá' atraviesan la pradería sita a 1.400 mts., con una magnífica estampa a su espalda
Parece que el sol va ganando la partida y ¡por fin! tenemos de referente al Cueto Comunales para nuestra progresión.
Bajo Cueto Comunales destaca el afloramiento rocoso conocido como Peñalba
y a él nos dirigimos
Vereda abierta en el robledal para la traída de agua al pueblo
Un pequeño tentempié, mientras decidimos cual es la mejor manera de plantear la subida al Peñalba.

Atravesamos la pradería en dirección este y entroncamos con una vereda abierta en el robledal, que nos facilita bastantes metros de ascensión por el valle del arroyo del Cabrillo, hasta el mismo manantial.

Dejamos, allá abajo, el valle del arroyo del Cabrillo
El manantial se encuentra a 1.560 mts. y, desde él, una vez atravesado el cauce del arroyo, emprendemos la subida a la majada de Peñalba, por donde mejor podemos..

Vero afronta la ascensión mirando por dónde pisa..
¡Con lo bonita que es la Peñalba, ni una mirada le echa!
         'eSrá' y la bonita Peñalba, ya más próxima
      'Ojolince' y los valles de Mudá

La majada se encuentra a 1.710 mts. por lo que nos toca salvar un desnivel de 150 mts. en un corto trayecto.

Entre la nieve descubrimos los primeros Narcisos de la temporada.

Narcissus bulbocodium




Lo que ninguno podíamos imaginar es que...

¡Más de un descubrimiento nos espera al alcanzar la loma!

El grupo llega a la Majada Peñalba a 1.710 mts.
Chozo Peñalba, en ruinas      
Inédito y desconocido para Verónica, erudita de los Chozos de la Montaña Palentina.

¡Qué gran descubrimiento!

Y ¡qué ilusión nos ha hecho a todos, más aún a la versada en el tema!

Pero no termina aquí el hallazgo.

Numerosos fósiles.
Crinoideos, en su mayoría
Unos metros más adelante, atravesamos un curso de agua salpicado de grandes fragmentos rocosos.

Al parecer, se han desprendido de un un gran afloramiento lavado por un manantial.

Crinoidea.
Animales marinos con forma de lirios
La mayor parte de los fragmentos desprendidos están llenos de fósiles que nos parecen Crinoideos, en su mayoría.

Es en estos momentos cuando 'Ojolince y Sra.' nos damos cuenta de cómo nos gusta andar por la montaña y, más aún, con amigos a los que se les ve disfrutar de todo.

En marcha, que la sierra del Cueto ¡promete!

      Vero  y la sierra de la Peña
    Luis y 'eSrá' han encontrado un banco con vistas
Transitamos en dirección oeste por esta planicie de la sierra del Cueto.

Verónica sabe que, no muy lejos de aquí, se encuentra el chozo Cuadro Caballero y a él nos dirigimos.

Menos de un kilómetro separa a las dos majadas, lo que hace que en pocos minutos distingamos el rojizo chozo.

Llegamos a la majada de Cuadro Caballero
Luis, Vero y 'Ojolince y Sra.' en Cuadro Caballero (Foto LUIS)
El chozo Cuadro Caballero, de llamativo acabado, está bien equipado interiormente, cumpliendo su cometido en estas montañas.

Hacemos en él nuestro almuerzo de la jornada, disfrutando tanto de las viandas como de la compañía.

Como es natural, el almuerzo en la nieve es breve y apetece volver a caminar.

Vero, de nuevo, al frente de la expedición. Al fondo el macizo central de Fuentes Carrionas
Comenzamos a ganar altura, ahora en dirección Norte.
Vero, recuerda un antiguo camino que unía Cuadro Caballero con la majada Las Adras.
El grupo asciende entre escobas. Al fondo, la Verdiana y peña El Sol
    En la ladera Oeste del Cueto Comunales, en busca del camino...

Pero, no damos con él.

Avanzamos por cortas sendas abiertas por el ganado, como mejor podemos.

¡Al fin, un claro!

Luis y 'Ojolince' a 1.820 mts. de altitud, sobre la falda oeste del Cueto Comunales

Gentiana verna - Pastorcilla  
Desde aquí,  da comienzo un suave descenso por camino despejado de vegetación.

Una azulada 'Pastorcilla' asoma entre la nieve.
Se merece echar rodilla a tierra para fotografiar la primera que vemos esta primavera.

A izda. La Verdiana, en el centro peñas Briame y Tejeo, y a la dcha. asoman Peña Labra y Tres Mares. Enmarcado con el fondo de Picos de Europa
UNA MIRADA LLEGANDO A LA MAJADA 'LAS ADRAS'
      Llegando a la majada 'Las Adras'

Próximos como nos encontramos, nos cuesta distinguir el chozo 'Las Adras' pues se confunde entre los grandes bloques de piedra que salpican la majada.

Pero ¡ahí está!

Luis y 'eSrá' encuentran un buen nevero. Y es que.. ¡son como niños!


Después de disfrutar unos minutos de la nieve, que no se ha prodigado este invierno, el grupo se reune en la majada..

Chozo y majada 'Las Adras' a 1.787 mts.

¡Menudo enclave!


    Vero y 'eSrá' junto a una 'muela' de molino, fragmentada

Son cerca de las cuatro de la tarde y, con algo de pena, abandonamos este paradisíaco lugar.

Descendemos en dirección NO llevando de referente a peña Briame.

El grupo desciende de la majada 'Las Adras', con peña Briame enfrente
  'eSrá' en la vaguada entre peña Briame y las estribaciones del Cueto Comunales

Llegamos al cauce de un arroyo y seguimos su curso durante un tramo.

Siempre en dirección Sur, dejando a nuestra espalda peña Briame y el Cueto de Comunales.

Abandonada la vaguada del arroyo, nuestro descenso discurre por praderas encharcadas.

      Descendiendo al valle hay cambio de colores
Romulea bulbocodium - Falso azafrán      

En estas praderas, además de los tempranos Narcisos, hacen su aparición las primeras Iridáceas.

Es el llamado 'Falso azafrán' Romulea bulbocodium, cuyas flores están entre las más grandes del género.

Las corolas lila azuladas de garganta amarilla, hacen que la pradera quede salpicada de color.

Y llegamos a una pradera con cabaña de ganado equino.

'eSrá' junto a algunos miembros de la cabaña equina. Peña Las Zorras, al fondo.
Seguimos nuestro descenso al valle por trazas de senda y terminamos por dar con el robledal.
      El camino discurre por el robledal, de magníficos ejemplares
El grupo junto a un roble centenario
El camino se convierte en un auténtico cenagal      
Por el interior del bosque se respira tranquilidad pero, algunos tramos del camino están impracticables.

Decidimos abandonarlo y marchar campo a través, siguiendo el curso del arroyo que nos devolverá, sin pérdida, al pueblo.

    Potentilla erecta - Tormentilla
Gagea sp.




Los espinos y rosales son los protagonistas en estos claros del robledal por los que discurre el arroyo.


Tormentillas y Gageas también van dando paso a su floración.


Campo a través, llegamos a enlazar con el camino de Herreruela de Castillería
      Ermita de Nuestra Sra. del Monte

Nos unimos al camino por el que esta mañana salimos de Herreruela, justo a la altura de la ermita.

Y así, cerramos el círculo, completando una ruta variada y amena, que nos deja unas ganas tremendas de volver a estos parajes de 'La Castillería'.



PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO

DESCARGA DEL TRACK

Powered by Wikiloc
      'Ojolince y Sra.'

Circular a La Tuda y el alto de Arbillos desde Otero de Guardo

Lunes, 24 de Febrero de 2.020
En lunes no es habitual que 'Ojolince y Sra.' salgamos al monte; sin embargo, nos gusta la tranquilidad que se respira en los días laborables.
'eSrá' entre los 'tíos Pinaos' de La Tuda o pico Orvillo
    'Ojolince' en la parte alta del pueblo, dispuesto a comenzar

Hoy aprovechamos, nos desplazamos hasta Otero de Guardo para subir el monte Arbillos siguiendo la ruta descrita por David y Vidal en su guía 'Ascensiones en la Montaña Palentina' de LA PEDRERA PINDIA que ya hemos dado uso en numerosas ocasiones.


'eSrá' en la pista cementada, en dirección norte
Preguntando a un vecino si está bien ahí, dejamos el coche junto al frontón y comenzamos caminata, con buena temperatura, pasadas las diez y media.

El día, como tantos otros de este invierno, ha salido primaveral.

A esta hora, el paseo por esta pista cementada que parte de Otero, en dirección norte, resulta muy agradable.

Nada más pasar una cancela, encontramos una primera bifurcación donde debemos separarnos de la pista, para tomar el camino de tierra que sale a la izquierda.

Se respira tranquilidad y, a un tiempo, se escuchan algunos trinos mañaneros.

Pasada la cancela, abandonamos la pista para seguir el sendero de la izquierda
Pinzones, verdecillos, carboneros, petirrojosmirlos... se dejan oir y ver, en sus respectivos posaderos.

Toca ahora seguir avanzando por este camino junto al curso del arroyo Sotillo, hasta llegar a una majada con ganado vacuno.

Atravesamos el arroyo Sotillo, canalizado en algún tramo
Inscripción: J.C.M. del año 1.968      
A la derecha del camino encontramos un manantial con una inscripción en una piedra.
Dice así: 'Estando con los corderos los días de Junio de 1.968'

Al salir de la majada, el camino va en ascenso en dirección NE hasta alcanzar un amplio pastizal donde hay una señal de circulación prohibida.

En el pastizal de altura, queda prohibido el paso a vehículos
      Sylvia borin - Curruca mosquitera

Hasta aquí llevamos 2 Kms. recorridos.

Hacemos un alto para beber y tomar una fruta, observando el circo cerrado por el cordal del Arbillos, donde nos dirigimos.

Una Tarabilla común se sitúa en su posadero favorito ofreciéndonos su compañía.

Algo más esquiva, la Curruca mosquitera, se desenvuelve bien entre las escobas que delimitan el monte.

Atravesando de nuevo el arroyo, la pista gira fuertemente a la derecha y comienza a ganar altura rápidamente.

¡Cómo asoma el Curavacas!
Entre altas escobas, pronto vemos asomar, al fondo, las negruzcas cimas del Curavacas.

Alcanzamos los 1.526 mts. de la collada del cerro de La Tabla, donde nuestra mirada se fija en el imponente Espigüete.

El Espigüete, desde la collada del cerro de La Tabla
    'eSrá' en el desvío señalizado con piedras

Abandonamos la pista que, en descenso se dirige al norte, hacia el valle de Aviaos.

Debemos tomar una camino forestal en desuso que sale a nuestra izquierda.

Vamos pendientes para no saltarnos la indicación.

Se trata de una gran flecha, hecha con piedras sobre el suelo.


El amplio valle de Aviaos reverdece, salpicado de manantiales y arroyos.
Espigüete y, a su derecha, cordal del Curavacas
Hacia el macizo de Arbillos      
Serpenteando en dirección Oeste, vamos ascendiendo sobre la loma de La Tuda durante un trayecto de unos dos kilómetros.

La vista puesta en el circo de Arbillos que tenemos enfrente.

En ocasiones, echamos la mirada atrás, que tampoco defrauda.

Quedan bien abajo el embalse de Compuerto y Otero de Guardo. Al fondo la sierra de la Peña
      Avanzamos por trocha poco definida 
Alcanzados los 1.800 mts. de altitud, brezos y escobas van disminuyendo su porte.

Ahora llevamos a cabo nuestra progresión por una trocha entre roca y vegetación.

¡Menudo pedestal para el descanso que hemos encontrado!
Circo glaciar y macizo de Arbillos
Sobre la nevada media luna de 'La Tuda'      
Tras el descanso, afrontamos lo que nos resta de ascensión para hacer cumbre en La Tuda.

Pasamos sobre una planicie con rala vegetación, situada a 1.880 mts.

Rebasamos un resto de construcción de piedra y pronto salimos al encuentro de la ruta balizada con postes que viene de Besande.

Entroncamos con el PR LE-34 (Besande-Arbillos-Valverde)
¡Magnífica vista de la Montaña Leonesa! peña Corada, peñas Pintas, Gilvo, Yordas, Mampodres, pico Lago, peña Ten, Maciédome..hasta alcanzamos a ver Torre Bermeja y Peña Santa
¡Y no digamos la Montaña Palentina! Crestería desde La Rasa al Espigüete, pico Murcia, Cuartas, Curavacas y su cordal Hoya Contina, Curruquilla; sierras Cebollera y Peñalabra, sierras de la Peña y del Brezo..
VIDEO LLEGANDO A LA TUDA (TÍOS PINAOS)
  'Ojolince y Sra.' en La Tuda o pico Orvillo a 1.964 mts.
Vemos asomar a las cuatro torres de piedra que se conocen como 'Tíos Pinaos'.

Unos pocos metros más y hacemos cumbre en La Tuda, con viento de fuerza considerable.

¡La montaña es así!
¡A abrigarse!

'Ojolince' baja de La Tuda por su ladera oeste
Como nuestra idea es recorrer este macizo, bajamos de La Tuda para preservarnos del viento y poder disfrutar mejor del impresionante entorno que nos rodea.

En dirección oeste, discurrimos por la alomada ladera de terreno herboso, esquivando las pedreras.

'eSrá' junto a los restos del chozo del collado Campera de Arbillos

Bajamos hacia SW, en dirección al collado, donde perduran los restos de un antiguo chozo de piedra.

Desde aquí, se ve sencillo acometer la subida a la siguiente cima del macizo, el alto de Arbillos.

VIDEO POR LA ARISTA DEL ALTO DE ARBILLOS

  La rampa cimera del peñón de Arbillos se conserva helada

Pasando previamente por la antecima señalizada con un mojón de piedras, concluimos la subida al alto de Arbillos por su nevada rampa cimera.

En el alto de Arbillos o peñón de Arbillos a 1.972 mts.
Abajo, Besande, pueblo desde el que también se realiza esta ascensión
Rupicapra pyrenaica parva - Rebeco cantábrico      

Este es territorio para los más osados y, por ello descubrimos ladera abajo del Arbillos, una pareja de Rebecos.

¡Los dominadores de la alta montaña!

      Corvus corax - Cuervo grande

A resguardo del viento, empleando la rocosa cima de parapeto, almorzamos con vista al valle de Velilla del río Carrión.

Un Cuervo decide esperar, en el mojón de la antecima, a ver qué nos sobra del bocadillo.


Hacia el sur, el valle de Velilla y el embalse de Compuerto, respaldado por las sierras del Brezo y de la Peña.
'eSrá' señala la canal empleada para bajar del Arbillos    
A más de las tres de la tarde, abandonamos tan excelso mirador descendiendo al SE, en busca de una canal despejada de vegetación que se distingue muy bien desde el pico.

Discurrimos durante un buen tramo por ella, hasta que se vuelve más pendiente y la tierra suelta nos obliga a abandonarla para más seguridad.

      Podalonia hirsuta - Avispa excavadora
Nos separamos de la canal hacia el este, por trochas que encontramos abiertas entre el brezal y llegamos a un pinarcillo.

Desde aquí, oteamos hasta dar con la senda, bien definida abierta entre el brezo, que nos va a permitir un cómodo descenso por esta amplia ladera sur del Arbillos, hasta desembocar en un cortafuegos.

'Ojolince' sobre el pedregoso cortafuegos abierto en el pinar de repoblación
    'eSrá' a 1.550 mts., al comienzo de la pista de circulación prohibida
Seguimos el trazado abierto por el cortafuegos hasta un cruce donde hay una señal de circulación prohibida. Tomamos la bifurcación de la izquierda que nos introduce al pinar.
La pista, en paulatino descenso nos lleva hasta los 1.400 mts. donde la abandonamos para seguir la bifurcación de la izquierda, hacia el norte.

'eSrá' abandona la pista para introducirse en el valle del arroyo de la Colina
'Ojolince' atraviesa la amplia pradera del valle del arroyo de la Colina
Transitamos por el valle del arroyo de la Colina que baja directamente del Arbillos.

El sendero nos guía primero en dirección norte para, más tarde, hacernos abandonar el valle en dirección sureste, atravesando una gran pradera.

Proseguimos por un tranquilo robledal, salpicado de acebos, espinos, rosales, hayas y serbales..
      Garrulus glandarius - Arrendajo

De nuevo, debemos estar pendientes de tomar una bifurcación hitada que sale a nuestra izquierda.

Poco a poco, el camino abierto en el robledal nos va haciendo girar en dirección NE, situándonos sobre la loma del monte de Otero.

Entre los árboles comienza a distinguirse Otero de Guardo
Una nueva bifurcación nos hace elegir el camino de la derecha, para bajar al pueblo.
     Así llegamos a la parte alta de Otero de Guardo...
A las seis de la tarde hemos completado el círculo, terminando en la parte alta de Otero de Guardo, el mismo lugar de donde partimos esta mañana, con la satisfacción de haber disfrutado de un día enormemente tranquilo en la Montaña Palentina.
PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
DESCARGA DEL TRACK
Powered by Wikiloc
'Ojolince y Sra.'
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**