.

.

Circular a Peña Rebanal desde el alto de la Varga

Sábado, 23 de Julio de 2.016
El verano y la vida en la montaña han entrado de pleno.
'Ojolince y Sra.', antes del descanso costero, hacemos una incursión por la palentina sierra de Peña Rebanal.
Mirador del Alto de la Varga con vista a Peña Rebanal, Redonda y la sierra de la Peña
      Digitalis purpurea - Dedalera


Sin madrugar en exceso, y después de hacer la habitual parada en Cervera de Pisuerga, tomamos la carretera de los pantanos o del valle estrecho y llegamos, sobre las diez y media, al Alto de la Varga.

Este alto, con sus 1.437 mts., es el punto de carretera más elevado de Palencia, configurando la divisoria entre las cuencas de los ríos Carrión y Pisuerga; resultando además, un excelente mirador sobre las notables cumbres de la Montaña Palentina.


Melitaea parthenoides - Minerva, sobre la flor de Senecio jacobaea - Hierba de Santiago

A esta hora el sol pega con fuerza y ha dado comienzo lo que hoy vamos a denominar...

¡El recital de mariposas en las faldas de Peña Rebanal!

Lasiommata maera - Pedregosa

Dejamos atrás el Mirador del Alto de la Varga con vista a la Peña Santa Lucía.

Ganada altura, alcanzamos a ver su cumbre que en el mirador quedaba oculta por el contrafuerte rocoso donde se encuentra el afamado 'Ojo de la Lastra'.

El pico Santa Lucía y el Mirador del Alto de la Varga
Ese llamativo y curioso agujero en la roca es la vía de acceso normal para hacer cumbre en la Peña Santa Lucía.
    Zoom al 'Ojo de la Lastra' y la cueva del Uncar
El año pasado 'Ojolince y Sra.' subimos a ella por otro camino y aquí lo contamos:

Ahora, en dirección sur, ponemos rumbo a Peña Rebanal por el buen camino de Valdeprovín que nos regala unas vistas excelentes de los colosos de la Palentina.

Espigüete, Curavacas y el pueblo de Triollo desde el camino de Valdeprovín
      Melanargia lachesis - Medioluto ibérica


En este trayecto se están dando cita dos de las especies de la Medioluto:

La ibérica y...
¡como no!
la montañera.


Melanargia lachesis - Medioluto ibérica



¡Con sus diseños alares de celdillas difícilmente diferenciables!


Melanargia rusiae - Medioluto montañera


Nada desdeñable tampoco el recital de color que nos aporta la flora:

Dedalera Digitalis purpurea y Calzas de lobo Digitalis parviflora, allá donde miremos...


Dianthus hyssopifolius - Calvelina deshilachada
      Zygaena trifolii - Gitana


Peña Santa Lucía desde las inmediaciones del alto del Monte
Digitalis parviflora - Calzas de lobo  


...Hierba Sanjuanera Galium verum, Clavelina deshilachada Dianthus hyssopifolius, Clavelina Dianthus deltoides Hierba de Santiago Senecio jacobaea y Hoja de Adonis Senecio adonidifolius.

Campanilla de los Alpes  Campanula scheuchzeri, Campanilla Campanula glomerataMilenrama Achillea millefoliumLúzula láctea Luzula lactea, Candelas de montaña Armeria cantabrica,  y la crasulácea Sedum foresterianum llevamos de compañeras en este empinado pero cómodo sendero.


Peña Rebanal, Redonda y el cordal de la sierra de la Peña desde la falda de Peña Miranda
Sylvia communis - Juvenil de Curruca zarcera      

Siempre en dirección sur, el buen camino de Valdeprovín nos eleva hasta una collada justo en la falda de peña Miranda.

Sin necesidad de subir a esta peña, la vista hacia la sierra de Peña Labra es grandiosa.

Embalse de Requejada, pico Valdecebollas y sierra de Peñalabra al fondo; a la derecha embalse de Ruesga
      Argynnis aglaja - Lunares de plata
Estas laderas son buenas para la observación de avifauna.

Colirrojos, currucas, escribanos, acentores, tarabillas, una pareja de cernícalos y hasta una Culebrera haciendo un buen planeo, se dejan ver.

Todo se empequeñece cuando hace su aparición 'la reina de la media montaña'.

Parnassius apollo - Apolo, de apergaminadas alas
Centaurea lagascana ssp. lagascana      
Hemos alcanzado los 1.700 mts. y, en estas fechas a esta altitud, los suelos calizos están bien soleados, mostrándonos algún endemismo botánico.

Buen ejemplo es la curiosa Centaurea lagascana ssp. lagascana, endémica de las montañas del norte de la península ibérica.

El camino de Valdeprovín sube hasta el collado de los Llanillos entroncando con el camino de bajada al monasterio de la Virgen del Brezo por el valle de Miranda.

'eSrá' en el collado de los Llanillos; al fondo la majada Vieja y el escultural Espigüete
      Phalangium opilio, identificado por Luis Herrero
En este collado abandonamos el cómodo camino para enfilar, dirección sureste, la subida al alto de los Llanos.

Campo a través se posibilitan encuentros y observaciones, como la de este opiliónido al que no hemos sabido ponerle nombre.

'Ojolince' en el alto de los Llanos
a 1.768 mts., contempla al Espigüete y a la montaña de Riaño
  Paronychia kapela ssp. serpyllifolia - Sanguinaria o Plateada
En el alto de los Llanos, damos rienda suelta a nuestras aficiones, para lo cual sólo debemos seguir la cuerda hacia peña Rebanal.

¡Una Sanguinaria!
Muy conocida y recolectada en los pueblos de montaña por sus propiedades diuréticas, antihemorroidales, astringentes, y contra los flujos de sangre.

Teucrium pyrenaicum - Angelitos      

Junto a ella, se dan cita otras especies propias de roquedos y pedreras calizas.

Siemprejunta Globularia repens, Angelitos Teucrium pyrenaicum, Té de roca Sideritis hyssopifolia, Ericillo Arenaria erinaceaBotón azul rizado Jasione crispa ssp. brevisepala...


'eSrá' en el alto de los Valles a 1.825 mts.
Izda. 'Espigüete' y dcha. 'Curavacas'
      Mosca de las cumbres, sin identificar

...Uva de gato Sedum album, Geranio de las cordilleras Erodium glandulosumArzolla de roca Jurinea humilis y el oloroso Tomillo picante o rastrero Thymus mastigophorus

Bien acompañados como vamos de Collalba gris y Bisbita alpino durante todo este cresteo, se nos hace un suspiro coronar Peña Rebanal.

'eSrá' en la cumbre de Peña Rebanal a 1.844 mts., al fondo Peña Redonda (el gigante dormido del valle Estrecho)
Jurinea humilis - Arzolla de roca      
La continuidad de este cordal nos muestra la figura de un gigante dormido, el que llaman el guardián del valle Estrecho, que no es otro que la peña Redonda.

La modesta cumbre en que nos encontramos y su cordal nos facilitan unas vistas inmejorables.

Hacia el norte, valle y pueblo de Rebanal de las Llantas, resguardado por la Peña Santa Lucía. Al fondo a la izquierda el Curavacas
Hacia el sur, la inmensa meseta de tonos anaranjados, salpicada de pueblos de las comarcas de La Peña y La Valdavia. A la izquierda, la peña Redonda
Erodium glandulosum - Geranio de las cordilleras
del norte de la península ibérica;
endemismo ibérico catalogado como 'vulnerable'
Sideritis hyssopifolia - Té de roca, regulada su recolección en el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León














Son las tres de la tarde ¡hora del merecido almuerzo! al abrigo del viento que nos lleva despeinando toda la mañana.

'Ojolince' próximo a la cumbre secundaria de Peña Rebanal, busca un agrego para el almuerzo
Sempervivum cantabricum - Siempreviva cantábrica    

En el lugar elegido, también se asienta una buena población del Siemprevivas cantábricas que están en plena floración.

Concluido el almuerzo nos ponemos en marcha.
Allá abajo distinguimos el camino del Pozuco, al que pretendemos llegar descendiendo, campo a través, la ladera de peña Rebanal.

Habrá que salvar un buen desnivel pero esperamos encontrarnos observaciones interesantes por el camino.

'Ojolince' en el descenso de la pedregosa y acanalada ladera de Peña Rebanal
      Libelloides longicornis,
Ascaláfido así llamado por la longitud de sus antenas

Zigzagueando sobre la pedregosa ladera pronto nos vemos inmersos entre una población de Cardo de la Magdalena,

El cardo azul de blanca nerviadura nos ha demostrado, en más de una ocasión, ser capaz de crear un entorno inigualable para el ciclo de vida de muchas especies de mariposas.


Eryngium bourgatii - Cardo de la Magdalena, refugio de vida de numerosas especies de mariposas
Argynnis aglaja - Lunares de plata      
Scutellaria alpina - Tercianaria alpina o Hierba de la Celada















Coenonympha glycerion - Castaño morena


Libelloides, Zyganenas, Argynnis, Erebias, Melitaeas, Melanargias, Ortigueras, Colias, Coenonymphas, LysandrasPolyommatus, Lycaenas, Plebajus, Cupidos...




Satirium spini - Mancha azul

La denominada 'Mancha azul' por la destacada mancha en la zona caudal de sus alas posteriores, tiene presencia en colonias de escasos ejemplares en la península ibérica.

A 'Ojolince y Sra.' nos ha costado localizar este ejemplar entre todas las que se mueven en este pequeño paraíso del Cardo de la Magdalena.

Y, de nuevo, hace su aparición...

    ¡La bella Apolo!
Seguimos nuestro descenso dejando a la derecha el bosque de hayas que nos encontramos y, poco más tarde, tomamos el camino del Pozuco que conduce sin pérdida al corral de la Espina.
'eSrá' en el Corral de la Espina a 1.400 mts.
Zyganena trifolii sobre Centaurea nigra  

Desde este bonito lugar, hay un cómodo descenso al pueblo de Rebanal de la Llantas mediante una pista que ya hemos realizado en otras ocasiones, y en distintas épocas del año.

Por si os apetece, en este enlace narramos la ascensión a Peña Redonda en primavera desde Rebanal.

Dos kilómetros nos separan del pueblo en el que entramos atravesando el arroyo Rebanal a eso de las siete menos cuarto de la tarde.

Casa-molino junto al arroyo Rebanal, a la entrada del pueblo
    Centranthus lecoqii
Milamores con otro ejemplar de Gitana
La llamada 'Milamores' es una planta rupícola endémica de la Península Ibérica y el sur de Francia, catalogada como Vulnerable.

En ocasiones, como hoy, la encontramos en la linde del sendero, en las inmediaciones del pueblo.

Junto a ella, algunos ejemplares de 'Jabonera' Saponaria officinalis, en sus variedades de flor blanca y rosa pálido.

Atravesamos el pueblo para salir de él hacia la izquierda, no sin antes refrescarnos en una de sus fuentes.

'eSrá' sobre el GR-1 en su tramo Palentino, de Rebanal hacia Alto Varga    
Lysandra bellargus - Niña celeste
sobre Centaurea nigra - Aciano negro    
Nos unimos al sendero señalizado como GR-1, que discurre paralelo al arroyo Rebanal, hacia el alto de la Varga.

Por él vamos a transitar, en ascenso, para salvar el desnivel de más de 300 mts. que nos separa de nuestro punto de partida.

Insectos necrófagos alimentándose del cadáver de un roedor.
Larvas fam. Dermestidae y Adultos fam. Silphidae y Dermestidae
 En pocos minutos llegamos a una bifurcación con puente sobre el arroyo, que desestimamos.

Avanzamos al amparo de buenos robles y hayas. Y no faltan acebos, avellanos, arces, serbales y espinos,
para enfilar la pendiente de casi dos kilómetros que, zigzagueando, nos hace ascender la loma Somosierra.

SALTAMONTES DE ALA LISTADA, CANTANDO
Vista del frondoso bosque de Rebanal, parte del cordal recorrido y la sierra de la Peña, desde la ladera de la loma Somosierra a 1.449 mts.
Dejando atrás estas vistas, nos incorporamos al sendero de la mañana para desandar los últimos metros hasta el mirador del Alto de la Varga, al que llegamos sobre las 20:00 hrs.
PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
El recorrido está dibujado en línea morada    




DISTANCIA TOTAL ->
17 Kms.


ASCENSIÓN ACUMULADA -> 876 mts.


TIPO DE TRAZADO -> Circular


DIFICULTAD -> Media-Baja


TIEMPO TOTAL -> 9 horas




DESCARGA DEL TRACK




GRÁFICA DEL RECORRIDO

Esperamos que os haya resultado interesante nuestro resumen del que hemos dado en llamar... ¡El recital de mariposas en las faldas de Peña Rebanal!
Ojolince y Sra.
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**