.

.

Raquetada por el Macizo de Ubiña con cumbre en Peña Cerreo

Jueves, 24 de Marzo de 2016
Como buen festivo y con excelente predicción meteorológica, este Jueves Santo no podemos fallarle a la montaña.
El Macizo de la Ubiña en todo su esplendor, desde la carretera a San Emiliano
    Luis, 'Ojolince' y Dani en Torrebarrio ('eSrá' tira la foto)

Hemos quedado en San Emiliano con Dani RUTINAS VARIAS y Luis NATURALEZA DE LA VALDAVIA, para rutear por un entorno aún inédito en el curriculum de 'Ojolince y Sra.': El Macizo de Ubiña.

Salimos de Torrebarrio hacia la ermita, por el itinerario clásico a las Ubiñas
Dani es quién ha proyectado la ruta, como buen conocedor de estas montañas y los valores naturales que ostentan.

A caballo entre la Comarca Babiana en León y los asturianos Concejos de Lena, Teverga y Quirós, el Macizo de Ubiña está en el centro de la Cordillera Cantábrica.

A primera hora y a la umbría, la temperatura es agradable para caminar

Los cuatro juntos, nos dirigimos a dejar un coche en el pueblecito de Pinos a escasos dos kilómetros de San Emiliano, donde pondremos fin a la ruta.

De aquí, vuelta a San Emiliano para llegar a Torrebarrio, y comenzar caminar.

Abajo queda el pueblo de Torrebarrio a 1.260 mts. y su ermita, junto a la que hemos pasado
La pista por la que se accede al macizo es amplia y bien marcada. Encontramos una señalización que nos indica que debemos tomar el desvío a la derecha, al collado Ronzón.
Ubiña Grande y Ubiña Pequeña separadas por el collado Ronzón
  La gran Ubiña impone, a medida que nos vamos aproximando 

Con el día que hace pensamos que habrá afluencia de montañeros aunque, de momento, sólo una pareja camina a un tiempo que nuestro grupo.

Pasamos junto a una cabaña equina, que se siente muy agusto en estos pastos de altura.



'eSrá', Dani y Luis contemplando las faldas de la gran Ubiña
      Gagea sp.

En estas praderías, recién liberadas del manto blanco, no sólo crece el buen pasto. Algunas liliáceas tempranas como las Gageas, salpican de gualda los verdes fondos.

Las Tarabillas comunes han dado comienzo su cortejo. Macho y hembra se dejan ver unos instantes.

Nos aproximamos a las estribaciones de peña Ubiña y a un falso collado


Dejamos atrás la plana campa donde hoy descansa el helicóptero de Jesús Calleja, y enfilamos subida a un collado previo al Ronzón, que ya tenemos 'a tiro de piedra'.

Hacia atrás ¡una vista de aupa!

El Morronegro sobresale de entre el mar de picos, con su plana cima
A medida que ganamos altura van apareciendo muchas cumbres y Dani nos ayuda a ponerles nombre. Somiedo, Babia y Omaña están bien representadas; e incluso se alcanzan a ver algunas del alto Sil.
Dani, con paciencia, ¡¡interpretando el paisaje!! para el grupo
      'Ojolince' avanza, con vista a la Ubiña pequeña

Por delante todavía nos restan unos metros de desnivel para alcanzar el collado Ronzón.

¡¡Esta falda sur nos está haciendo sudar!!

¡Un selfie que están de moda!



Vamos muy relajados, de manera que no perdemos detalle.

¡Este camino lo merece!

El triunvirato con peña Ubiña 'la pequeña' de fondo
Luis y 'eSrá' mostrando su perfil bueno
Seguimos para arriba, abriendo huella...
  Collado Ronzón a 1.937 mts. con vista a Peña Ubiña pequeña

... y, tras algo más de dos horas y media, alcanzamos el collado Ronzón.

La capa de nieve acumulada se ha ido incrementando, pero el sol calienta lo suficiente para que, a esta altitud, no sean necesarios los crampones.

La vista de peña Ubiña pequeña es magnífica desde esta ubicación
Seguimos la divisoria rodeando la peña que está en medio del collado y que lleva por nombre 'Peña de La Carba', ascendiendo con vista a peña Ubiña grande.
'Ojolince' y Dani abren huella hacia el paso que rodea 'La Carba'

Superado un corto repecho con gran cantidad de nieve acumulada, cambiamos de valle.

La silueta que se yergue justo enfrente nos atrae.
Es Peña Cerreo y Dani propone su ascensión.


Peña Cerreo desde la bajada del collado Ronzón. 'Ojolince' aproximándose y Dani estático
A nuestra derecha se abre la grandiosa vega de Riotuerto; camino que tenemos pensado para volver.
El valle de Riotuerto. Al fondo las elevaciones de La Mesa, La Tesa y La Almagrera
    Avispa de la familia Ichneumonidae
que cuenta con ~1.500 especies sólo en España

¡Descendemos a la vega sin saber muy bien dónde mirar!

De frente la propuesta de Dani; a nuestra izquierda la imponente Peña Ubiña y a la derecha el valle de Riotuerto y Peña Ubiña 'la pequeña'.

Peña Ubiña pequeña desde la bajada a los puertos de Riotuerto

Según nos aproximamos a Peña Cerreo vemos cada vez más alta su cumbre y, sin embargo, más factible de coronar.


En el alto Terreos antes de comenzar la ascensión a Peña Cerreo    

Llegamos al alto Terreos que sirve de nexo de unión entre peña Ubiña grande y peña Cerreo.

Nos asomamos para disfrutar del asturiano valle de la Guariza; la vista no puede ser más bonita.

Valle de la Guariza desde el alto Terreos, ya en tierras asturianas
Peña Ubiña grande desde el Alto Terreos a 1.886 mts.    

La divisoria entre comunidades está bien delimitada por un vallado de postes hacia peña Ubiña.

Seguiremos este vallado, pero en sentido contrario, para elevarnos así a la cumbre de peña Cerreo.

Comenzamos la ascensión a Peña Cerreo junto a la empalizada delimitadora


Hay que salvar un desnivel de unos 225 mts. en menos de medio kilómetro; por suerte, hay abierta buena huella.

Son varios los montañeros que están subiendo y que, desde aquí, vemos como diminutos puntos a la lejanía.


'eSrá', Dani y Luis ascendiendo peña Cerreo con Los Fontanes a su espalda
'Ojolince', en la amplia pala, encabeza nuestro grupo    

'Ojolince' sigue, en la medida de lo posible, la hollada que ha abierto el grupo que nos precede.

Sin necesitad de crampones y, por el momento, porteando las raquetas.

Dani y 'eSrá', llegando a la cima, ponen su vista en peña Ubiña pequeña
En menos de tres cuartos de hora, estamos arriba.
Cumbre de Peña Cerreo con su buzón      

Hemos llegado en manga corta, sin embargo, aquí la temperatura es baja y el viento gélido que sopla, hace que nos abriguemos con celeridad.



Luis, Dani, 'Ojolince y Sra.' en Peña Cerreo a 2.111 mts.

Uno de los montañeros se ofrece amablemente a retratar a este sonriente cuarteto.

Después de saludar a todo el grupo que nos ha precedido en el ascenso, podemos disfrutar de los merecidos minutos de descanso y vistas.

Peña Cerreo ¡Excelente mirador de las Ubiñas!
      Peña Ubiña y Fontanes, hacia el noroeste
Hacia el norte, el valle asturiano de La Guariza y el refugio Meicín
Ubiña 'La Pequeña' hacia el suroeste, algo oculta
Hacia el Este un mar de picos ¡no hay quien baje por aquí!
Dani (bien equipado) y 'Ojolince' comienzan el descenso de Peña Cerreo

Emprendemos la bajada por donde hemos ascendido.

Nos lleva pocos minutos ya que los 45º de pendiente, se bajan bastante más rápido que se suben.

Luis  disfrutando, durante su vertiginoso descenso de Peña Cerreo


Luis abre una nueva vía, y llega en tres minutos al collado Terreos con la técnica del 'culoski'.

'eSrá' baja en último lugar (no ha querido mojarse los pantalones)

Efímera (Ephemeroptera), insecto de vida breve
que muda después de haber alcanzado su fase adulta
Una vez abajo, de nuevo en el alto Terreos, nos dirigimos a la vega de Riotuerto.

Para ello, rodeamos peña Cerreo dejándola a nuestra izquierda.

Pisáurido, (posible Pisaura mirabilis)
Algunas especies están adaptadas para caminar sobre el agua, ésta ha preferido el hielo


En este trayecto son varios los insectos y arácnidos que encontramos sobre el manto helado.

No sabemos muy bien qué pueden hacer aquí, posiblemente hayan llegado arrastrados por las ventiscas.

Hacia la vega de Riotuerto, con vista al collado Ronzón y Ubiña pequeña
Vamos en busca del refugio de Cerreo, que se encuentra en la falda sur de la Peña.
Refugio de Cerreo, al pie de la Peña    

Hay una gran acumulación de nieve y nos cuesta llegar al refugio.

Un último esfuerzo y ¡a reponer fuerzas! que son casi las cuatro y media, y estamos sin comer.

La inmaculada vega de Riotuerto está preciosa
    Piezodorus lituratus - Chinche del Tojo

La vega de Riotuerto está impoluta. No encontramos huella sobre ella.

Únicamente el sinuoso surco que deja el arroyo circulando semihelado bajo su manto.

Hydrophilus piceus - Gran escarabajo acuático  

Da pena romper el encanto de este maravilloso paisaje, pero debemos ponernos las raquetas si no queremos sufrir más de lo necesario.

Un trayecto de dos kilómetros durante los que no quitamos la vista del paisaje más que para buscar algún que otro habitante alado.

Buitres no hemos visto ninguno, Chova piquirroja si se deja oir y ver.


Luis y 'eSrá' afotando bichos y paisaje con Peña Ubiña grande como telón de fondo
 Pero es la Ubiña pequeña quién se está llevando el mayor número de fotos del día
Nuestra raquetada nos lleva a superar un inclinado y entretenido desmonte que nos permite alcanzar el siguiente valle.
La Vega de Candioches, no le tiene envidia a la anterior
      Narcisus asturiensis, los Narcisos más tempranos

Recorremos gran parte de la vega de Candioches a la umbría, por lo que avanzamos rápido, sin las hundidas que se suceden cuando la nieve está reblandecida por el sol.

Un repecho final nos permite enlazar con el valle de La Alcantarilla.


Valle de La Alcantarilla con refugio y laguna
Este valle es tranquilo, pequeño, coqueto y, a esta hora en que comienza a atardecer, tiene un encanto muy especial.
Dani y 'eSrá' llegando a la laguna de La Alcantarilla
Bordeamos la laguna. Unos por la margen derecha y otros por el lado contrario, encontrándonos en el dique, desde donde ya vemos Casa Mieres.
Casa Mieres en medio de un paraje de inestimable valor ambiental y paisajístico 
No nos aproximamos al complejo, ni intentamos buscar el camino que llega hasta él.
Avanzamos sobre la loma que nos permite acortar la distancia que aún nos separa del pueblo de Pinos.
Cae la tarde sobre las nevadas lomas de Babia    
      Descendemos al camino de Pinos, ya atardecido 
Aún nos faltan cinco kilómetros que recorremos a buen paso, pues la noche avanza.
      A lo lejos las luces del pueblo

Son las ocho y cuarto, cuando ponemos fin a esta intensa travesía.

'Ojolince y Sra.' tenemos el convencimiento de que hoy nos han faltado horas en el monte.


Los puertos de Riotuerto y Candioches con sus colladinas y regueros y el bonito entorno de La Alcantarilla hubieran necesitado una mayor dedicación.

PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
      El recorrido seguido está dibujado en linea roja
DISTANCIA TOTAL -> 16 Kms.        TIPO DE TRAZADO -> Travesía
ASCENSIÓN ACUMULADA -> 1.100 mts.        TIEMPO TOTAL -> 9 h. 30'
DIFICULTAD -> Media        DESCARGA DEL TRACK
Os dejamos con un breve video y una panorámica desde la cumbre. VIDEO DE LA JORNADA -
      'Ojolince y Sra.'
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

28 comentarios:

  1. Alucinante, que ruta mas buena nos marcamos, todavía la tengo completa en la memoria. Tendremos que aprovechar la nieve que nos queda.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fresca y bien guardada! Así pensamos 'Ojolince y Sra.'!
      Se aceptan propuestas primaverales, Luis.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Impresionantes paisajes... para la próxima, una nocturna con la vía láctea en esa ubicación :P

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, impresionantes fotos e impecable reportaje. Un placer seguiros, pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palabras muy de agradecer las tuyas, Luisfer.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Descubriendo paisajes impresionantes...... pero, 9 h y media, en esas condiciones,.... y DIFICULTAD MEDIA !!!. Bufff !!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, Francis. Según quién se lo lea.. para algunos montañeros ésta es de dificultad baja, ¡seguro!
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Así lo pensamos también 'Ojolince y Sra.'.
      Un saludo, Teresa.

      Eliminar
  6. Me encanta la ruta que os habéis marcado por los Ubiñas !! Vaya planos habéis conseguido más guapos. Y los macros de los insectos en el hielo...insuperable. Y qué decir del precioso atardecer en la bajada a Pinos. Nadie como vosotros para poner los dientes largos a cualquier montañero con estas crónicas. Enhorabuena !! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se te echó de menos en esta ruta, Quique!!
      Miramos en varias ocasiones a la Ubiña e incluso Dani mencionó el intento. Si llegas a estar allí...
      Era la primera ocasión en que 'Ojolince y Sra.' pisábamos estos parajes y volvimos muy contentos de la experiencia y ¡como no! de esas magníficas vistas desde la cumbre de Peña Cerreo.
      Como relatamos en la crónica, nos hubiera gustado disponer de más tiempo para dedicársele al recorrido de vuelta por el valle de Riotuerto, la vega de Candioches y el coqueto valle de Alcantarilla.
      Muchas gracias por tu comentario y un fuerte y familiar abrazo.

      Eliminar
  7. Vuestras imágenes son como un soplo de vientos fresco.. Maravillosas..

    Que tengáis un feliz fin de semana..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vientecillo como el que soplaba en la cima de peña Cerreo, jeje...
      Muchas gracias, Ana y buen finde para ti también.

      Eliminar
  8. Buena ruta y buenas imágenes, mis queridos amigos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece el elogio, Javier.
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  9. ¡¡¡Que buen reportaje!!. En vuestra línea, pero ahora con la suerte de ser uno de los protas del mismo. Fue un placer, como siempre, compartir jornada tan buena con vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nosotros siempre es un placer y además una experiencia bien grabada con la que hemos crecido un poquito más como montañeros, naturalistas y personas.
      Un abrazo, Dani.

      Eliminar
  10. Precioso reportaje, las fotos de los "pequeños habitantes" son magníficas al igual que lo exquisito del texto; como siempre una gozada leer vuestras entradas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes José, que nos gusta tanto lo grande como lo pequeño!!
      Muchas gracias por tu valoración del relato.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  11. Impresionante la ruta. Lo pasaríais de lujo. De lujo es, sin ninguna duda, el reportaje fotográfico. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los parajes por los que discurre la ruta lo son; las fotos no desmerecen la realidad aunque sí queda algo empequeñecida.
      Muchas gracias y un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  12. Las altas montañas cubiertas de nieve son monótonas, silenciosas, generalmente sólo se escucha el viento y el silencio... Y alguna ave que pase por allí. Te tiene que gustar mucho el silencio y la soledad para subir a esos lugares maravillosos, desde donde se ve y se entiende el mundo de otra manera... En esta época del año, cuando la nieve se va retirando, y va dejando que se asome la vida en la alta montaña, se producen esos contrastes que gustan mucho y que deberían durar más en el tiempo...
    Enhorabuena por el reportaje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 'Ojolince y Sra.' somos de tu opinión. El despertar a la vida de la alta montaña es explosivo y debería producirse de forma más lenta, escalonad y espaciada en el tiempo, de manera que pudiéramos disfrutarlo mejor.
      Pronto, la blancura de estos espacios se habrá transformado dando paso al vertiginoso ritmo reproductivo de todas las especies que allí habitan y a nosotros se nos hará un suspiro.
      Muchas gracias por tus palabras y un saludo.

      Eliminar
  13. Buena pinta tiene este "gran recorrido" invernal. Me parece magnífico. Así que, enhorabuena a los cuatro expedicionarios por haberlo llevado a cabo.
    Una vez más terminando la jornada montañera con las luces de las linternas. Esto sí que es aprovechar bien el día.
    Un saludo,
    Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elegimos buen día y eso propició una jornada extensa y provechosa.
      Para eso hemos tenido buen maestro. ¿Verdad, Javier? Elías y tú si que estáis duchos en largas travesías, concluídas a la luz del frontal.
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  14. Estupendo recorrido Juan Miguel, las Ubiñas no fallan en ninguna época del año. Es para mí la zona más completa y bonita de la cordillera. Este fin de semana pasare cerca de tu tierra hacia Sepúlveda. para recorrer el sábado las hoces del río Duratón y el domingo ascender a Peñalara.
    Un saludo de Manuel, (xistras)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Impresionados volvimos de los parajes recorridos por el macizo de la Ubiña!
      Para 'Ojolince y Sra.' era nuestra primera incursión por la zona y no pudo resultar más interesante y atractiva.
      Has hecho muy buena elección para este 'finde' largo, Manuel.
      El cañón del Duratón, en cualquier época del año es una maravilla, más si cabe en primavera donde tendrás entretenimiento por doquier. Merece mucho la pena recorrer todo el hondo del valle, lo que llaman la senda larga para lo que hay que pedir permiso en la casa del Parque 'Hoces del río Duratón' que se encuentra en Sepúlveda. Éste es el enlace http://www.patrimonionatural.org/casas.php?id_casa=13. Y ésta nuestra crónica de hace unos añitos por si te sirve para hacerte una idea http://www.ojolince.com/2011/05/canon-del-duraton-del-puente-de-talcano.html
      Del Peñalara ¡qué te voy a contar!, hay tanto contado y de maneras tan diferentes... lo mejor es hacer su ascensión y así guardar tu propia impresión del Parque Nacional y su emblemática cumbre.
      Muchas gracias por tu visita y que disfrutes del finde.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar