.

.

Reencuentro con el oso pardo

Lunes, 13 de Mayo de 2013
A San Pedro Regalado (Patrón de Valladolid) hemos de agradecerle lo acontecido en el día de hoy, festivo únicamente en nuestra localidad.
Esto ha propiciado la decisión de 'Ojolince y sra.' de acercarnos al 'territorio osu' asturleonés, acompañados de nuestro amigo y fotógrafo Sergio Marijuán, para probar suerte con una nueva observación del plantígrado.
    Valeriana montana - Valeriana de monte
Antes de las ocho estamos en tierras del alto Sil, tomando un cafetito que nos despeje del madrugón, en el pueblo de Matarrosa del Sil.

No nos entretenemos más de lo necesario pues, éste es un buen momento para localizar al oso.

El paisaje, a primera hora de la mañana, es esplendoroso...
Aquilegia vulgaris - Aguileña     

La primavera ha hecho acto de presencia, aunque tardía, en estas bellas tierras; arbolado y flora han despertado de su letargo invernal, este año más largo que de costumbre, para dar paso a una floración espectacular que invita al paseo, la observación y el reconocimiento de especies.

Hace ahora un par de meses, de la mano de Dani RUTINAS VARIAS, pudimos tener nuestro emocionante primer encuentro con un 'osu' de la Cordillera, que relatamos en nuestra crónica: El primer 'osu' para 'Ojolince y sra.'

Hoy, nuestro primer ejemplar del día, a poco más de las ocho de la mañana 
De este primer encuentro volvimos muy contentos y emocionados... además de dejarnos 'un gusanillo' (sensación que no se puede expresar con palabras), que nos ha hecho buscar el momento para repetir experiencia, en cuanto nos ha sido posible.
Ursus arctos en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias
Muy diferente resulta el primer encuentro en el día de hoy porque, nada más introducirnos en 'territorio osu'... Sergio y eSrá dan la voz a un tiempo ¡UN OSO!.
Ojolince detiene el vehículo y, con el nerviosismo propio del momento, salimos del coche mientras el oso avanza tranquilamente por una canchalera que cruza en menos que canta un gallo...
Ursus arctos - Oso pardo      
Se introduce en el hayedo y no le volvemos a ver pero, el difrute para Sergio (su primera observación) y también para 'Ojolince y sra.' resulta máximo.
Hyacinthoides non-scripta - Jacinto de los bosques     

Durante un buen rato no conseguimos que nos bajen las pulsaciones y Sergio apunta...
'Si ya sabía yo que no debía haberme tomado ese café, me temblaba tanto el pulso, que no creo que me haya salido ninguna foto decente'.

Proseguimos nuestro camino para adentrarnos más en este parque natural, confiando que hoy han de venir, nuevas e interesantes observaciones.


Nos detenemos en uno de los lugares que conocimos en la ocasión anterior.

Ahora tenemos tiempo de preparar los equipos y montar el telescopio con la cámara, 'por si las moscas'...

Esta ladera suele ser frecuentada por el oso, y también por algunos grupillos de rebeco que comienzan a dejarse ver mientras se alimentan.
Rupicapra pyrenaica parva - Rebeco
Durante la espera nos da tiempo a grabar algunos videos de esta adaptada especie...
           Detalle de flor del Ranunculus nigrescens
Hablamos con Dani y nos dice que se reunirá esta tarde con nosotros. A su vez, le contamos que ya hemos visto al oso.

Seguimos nuestras observaciones de flora localizando ejemplares de orquidáceas y ranunculáceas que se muestran en todo su esplendor, como...
Dactylorhiza maculata (satirión manchado), Aquilegia vulgaris (aguileña), Ranunculus nigrescens.

Dryopteris affinis - Falso helecho macho     
Siguiendo las indicaciones de Dani, nos movemos por la zona para intentar una nueva observación.

Vamos localizando muchas otras especies propias del alto grado de humedad que soporta esta tierra.

Comienzan a desenrollar sus vistosas hojas, los ejemplares de Asplenium trichomanes (culantrillo menor) y Dryopteris affinis (falso helecho macho).

También bonitas saxifragáceas, liliáceas y amarillidáceas, como...
Saxifraga fragosoi, S. hirsuta (redondilla), Scilla verna (escila de primavera), Hyacinthoides non-scripta (jacinto de los bosques), Asphodellus albus (gamón), Erythronium dens-canis (diente de perro).
Saxifraga hirsuta conocida comúnmente, por el aspecto de su hoja, como 'redondilla'
La mañana va avanzando y van apareciendo algunos observadores más por la zona, cuando... de nuevo entre el grupo resuena ¡EL OSO!
 En esta ocasión, con mejor luz que a primera hora de la mañana, distinguimos un hermoso ejemplar, moviéndose en su medio 'como pez en el agua'.
Va recorriendo la escarpada ladera montañosa que tenemos justo enfrente de donde nos encontramos el grupo de observadores.
Oso pardo cantábrico - Brown bear      
Y, con una facilidad pasmosa, vemos como la recorre para internarse en el arbolado donde, a buen seguro, sesteará durante las horas de más calor.
Pudimos grabarle este video durante un corto espacio de tiempo...
Contentos y algo más relajados, nos ponemos en marcha para hacer una rutilla por este territorio...
Ojolince con Sergio y también con eSrá.. Pero ¡¡Qué solicitado está este chico!!
Durante este corto pero intenso recorrido son numerosas las especies de flora que vamos a ir reconociendo y que se suman a las ya observadas en lo que va de día.
Algunas de las más relevantes...
Anthemis arvensis (manzanilla bastarda), Alliaria petiolata (hierba del ajo), Lithodora diffusa (carrasquilla azul), Myosotis arvensis (nomeolvides), Stellaria holostea (estrellada) Fragaria vesca (fresa silvestre)Valeriana montana (valeriana de monte), Rorippa nasturtium-aquaticum (berro de agua), Viola alba (violeta).
     Narcissus pseudonarcissus - Narciso de los prados
Saxifragáceas, liliáceas y amarillidáceas, como...
Saxifraga fragosoi, S. hirsuta (redondilla), Scilla verna (escila de primavera), Hyacinthoides non-scripta (jacinto de los bosques), Asphodellus albus (gamón), Erythronium dens-canis (diente de perro).

En el transcurso, contamos con la presencia de algún rebeco y un ejemplar de lagartija serrana y otro de lagarto verdinegro.

Después de comer nos reunimos con Dani, en cuya compañía pasamos la tarde... siempre aprendiendo de sus conocimientos de la zona.
Más no se le puede pedir a un día en la montaña.
Lacerta schreiberi - Lagarto verdinegro     
 Os mandamos un saludo a todos los lectores y seguidores.
Ojolince y sra.

El resurgir de las Peñas Rebanal y Redonda

Sábado, 4 de Mayo de 2013
Hace unas fechas, cuando aún estaba todo cubierto por un manto nevado, recorrimos el bosque de las peñas Rebanal y Redonda, quedando fascinados por la belleza del entorno.
El arroyo Rebanal a su paso por el pueblo Rebanal de las Llantas    
Entonces pensamos: aquí hay que volver cuando la vida vuelva a resurgir.
El Camino del Pozuco nos abre paso en el hayedo de Rebanal
Tras la parada 'de avituallamiento' en Cervera de Pisuerga, nos dirigimos a Rebanal de las Llantas, situando nuestro vehículo junto a una de las fuentes que hay en el pueblo.
Escribano montesino junto al arroyo Rebanal, a la salida del pueblo


Con temperatura fresca, nos ponemos a caminar por el conocido camino del Pozuco, cuyo recorrido en ascenso hasta el corral de la Espina, recordamos costoso, cuando subimos por él completamente nevado.


Hoy, la percepción del bosque es completamente diferente.

Las yemas de las hayas están rebosantes de vida, fuerza y poderío lo que le confiere al entorno una gran belleza.
Trepador azul - Sitta europaea        

Los cantos, llamadas y alertas de los habitantes del bosque nos hacen detenernos a cada momento.

Un escribano cerillo ahí, uno soteño acá, garrapinos, herrerillos, arrendajos, picapinos... el cuco no deja de reclamar y el trepador azul se mueve cual equilibrista de una rama a otra, resultado casi imposible una captura.

       Saxifraga cuneata

También de flora vamos sobrados...

En el pueblo, junto a los cursos de agua, el Lepidium heterophyllum y la Alliaria petiolata se hacen de buen tamaño.

Por el camino del pozuco la Saxifraga cuneata, la Lithodora diffusa y la Viola alba se van abriendo paso.

El Helleborus viridis adquiere buenas dimensiones y está completamente florido en esta época del año, ocupando las laderas más sombrías.

Por el contrario, buscado el sol, tapiza el suelo la bonita rosácea amarilla, cincoenrama.

Potentilla reptans - Cincoenrama

Con este entretenimiento llegamos 'en un suspiro' al corral de la Espina, donde tenemos el recuerdo de un panorama bien diferente que puedes visualizar en la crónica de hace un par de meses INVERNAL POR EL BOSQUE DE REBANAL.

Hoy, sin gota de nieve, destaca la verde pradería y el azul celeste donde se dibuja la sierra de Peñalabra, aún nevada.


      El corral de la Espina
Desde la Espina, tomamos el desvío de la pista que, en dirección oeste y en ascenso, nos va a ir aproximando a Los Llanos, que así llaman los lugarenos a esta parte de la sierra de la Peña.
Desde los Llanos distinguimos el inmenso hayedo y las primeras vistas del Curavacas 

Alcanzados los 1.600 mts. de altitud abandonamos la pista pues, desde este punto, nos parece accesible la ascensión a la peña Rebanal.

Zigzagueamos por la ladera de Los Llanos para ascender más cómodamente... ya tenemos a la vista, la peña.



Ojolince rebasa 'el pilón de Los Llanos', al fondo peña Rebanal

Nos encontramos un pilón de buenas dimensiones abastecido por un manantial que, en un tiempo, debió servir de abrevadero para las ganaderías de la zona.

Hoy, a buen seguro, da de beber a muchos pobladores del entorno...



    eSrá por Los Llanos

A un tiempo, vamos prestando atención a lo que vemos y oímos.

Es ésta una de las localizaciones de un endemismo de la sierra de la Peña, que cuenta con muy pocos ejemplares catalogados.

Se trata de una crucífera de nombre Draba hispanica subsp. lebrunii 

De momento, se nos presentan ejemplares de:
pastorcilla Gentiana verna,
gagea Gagea sp,
chirivía Narcissus minor,
anémone de los bosques Anemone nemorosa ...

Y, una bellísima pulsátila que hace ya bastante tiempo que no vemos:
flor del viento Pulsatila rubra.




Pulsatila rubra - Flor del viento                                                          Gagea sp









Pero, como perseveramos y no levantamos la vista del suelo, llega el momento de descubrir el endemismo y aquí os le enseñamos...
No se trata de una planta muy vistosa, sino todo lo contrario, consigue pasar casi desapercibida.

Draba hispanica subsp. lebrunii
Esta especie se encuentra catalogada 'en peligro' e incluída en la Lista Roja de la Flora Amenazada de España.
eSrá en peña Rebanal a 1.841 mts., con peña Redonda al fondo  
Dejamos el preciado tesoro en su lugar y proseguimos nuestro periplo por los Llanos, donde también descubrimos la presencia de collalba gris, acentor común y un alegre y cantarín pechiazul.

Una pena que no se dejase retratar en condiciones pues, se trata de un bello pájaro que viene a criar en nuestras montañas, situándose al descubierto para reclamar con su azulada pechera.

Ojolince durante  su aproximación al collado de Urtejas a 1.672 mts.

Tras estos entretenimientos, alcanzamos la cumbre de peña Rebanal y disfrutamos de sus vistas, largo y tendido.

El día está espléndido y puede dar de sí lo suficiente para recorrer el cordal hasta la peña Redonda, así pues, sin pensárnoslo dos veces, nos ponemos en marcha.

'Ojolince y sra.' en peña Urtejas, al fondo la Montaña Palentina y el cordal recorrido
Al cabo de un rato, ya estamos en la cumbre de peña Urtejas, a 1.771 mts., en cuyas faldas nos quedamos en nuestra ruta del mes de marzo, debido a la cantidad de nieve acumulada.

Hoy, con tan buenas condiciones, avanzamos con facilidad por este cordal de la sierra de la Peña, que hasta la fecha no habíamos recorrido.

Ojolince avanza por la ladera norte de las cumbres de Ramaderos, al fondo peña Redonda
eSrá a 1.838 mts., en el collado previo a peña Redonda   
Toca ahora superar las cumbres de Ramaderos y optamos rebasarlas por su ladera norte, en la que aún encontramos pequeños neveros.

Se ve algo lejana la cumbre de 'la Redonda' y se nos está aproximando la hora de comer.

Una vez en el collado previo a la cumbre, tenemos una cómoda ascensión por delante que nos llevará algo más de media hora.
Ojolince y sra. en peña Redonda a 1.996 mts.
Hemos subido en una ocasión anterior a la peña Redonda y lo hicimos por su ladera este. Hoy, nos ha resultado más cómoda y llevadera su ascensión por la oeste.
    'La roquera' Podarcis muralis, visitante habitual en la cumbre de 'la Redonda'

Durante el almuerzo, podemos distinguir muchas cumbres aún nevadas de la montaña Palentina: Espigüete, Murcia, Peña Prieta, Curavacas...al NW.

Lo mismo que la sierra de Peñalabra y la de la Cebollera, al NE.

Si miramos hacia el SW, la sierra del Brezo limpia de nieve.

Ojolince desciende por la senda de la falda este de peña Redonda   
Otros compañeros en la cumbre, además de algunos montañeros...
      ¿Cráneo de gato montés? encontrado en la bajada de peña Redonda
... La pareja de cuervos habitual de cumbres, un buitre leonado ganando altura, una cincuentena de chovas piquigualdas acompañadas de un par de piquirrojas, una lagartija roquera y una mariposa 'pavoreal'.

La senda de descenso desemboca en los pastizales del collado bajo, conocidos como salida de Burrianes, por encontrarse entre el pico Burrián y el alto Burrián.

En la salida de Burrianes, ojolince busca la mejor forma de descender al valle
Aquí nos encontramos a 1.670 mts. y, dejando los Burrianes a nuestra derecha, nos disponemos a realizar el mejor descenso al valle del arroyo del Monte.
Debemos perder una altura considerable para, en un corto trecho, alcanzar los 1.380 mts. de la cabecera del valle. Este tramo le realizamos por un terreno incómodo de senda entrecortada y poco (más bien nada) señalizada.
Majada de Brañosera a 1.290 mts. en el valle del arroyo del Monte  

Llegados al hayedo continuamos bajando, ahora por terreno herboso de pronunciada pendiente, hasta alcanzar la majada de Brañosera donde un grupo de seis hembras de ciervo, deja su tranquilo pacer, para dirigirse monte arriba, a la carrera.

Un pequeño descanso en la majada y... más identificaciones de flora y fauna...

Fumaria bulbosa - Corydalis cava                    Mosquitero papialbo - Phylloscopus bonelli









De esta majada se llega, por cómodo sendero, al pueblo de San Martín de los Herreros.
Nos separa de él un trayecto de unos 4 kilómetros muy entretenidos...

Carboneros común y palustre, herrerillos común y capuchino, curruca capirotada y algunos curiosos mosquiteros papialbos.

Primavera Primula vera, lengua de buey Pentaglottis sempervirens, estrellada Stellaria holostea, narciso acampanado Narcissus bulbocodium, junquillos blancos Narcissus triandrus...

De San Martín de los Herreros, la vuelta a Rebanal de la Llantas la realizamos por la tranquila carretera que une ambos pueblos.
Son tres kilómetros que recorremos con calma, escuchando cantos y sonoras llamadas de nuestra rana común Pelophylax perezi, muy activa en esta época del año.
A eso de las siete de la tarde, cerramos el círculo emprendido a las diez de la mañana.
PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
      El recorrido está dibujado en línea azul
DISTANCIA TOTAL -> 21 kms.

ASCENSIÓN ACUMULADA -> 1.086 mts.

TIPO DE TRAZADO -> Circular

DIFICULTAD -> Media por su longitud

TIEMPO TOTAL -> 9 horas.


DESCARGA DEL TRACK

GALERÍA DE PANORÁMICAS

VIDEO DE LA JORNADA

GRÁFICA DEL RECORRIDO


Si habéis llegado hasta aquí, es que os ha resultado entretenida la crónica y sólo nos resta deciros que hemos inscrito nuestro 'ojolinceysra.blogspot.com' en el concurso iniciativa LANDHER MONTAÑA para encontrar el MEJOR BLOG NACIONAL DE MONTAÑA, por si queréis daros una vuelta por ahí, a ver qué se guisa!!
Un saludo a todos los lectores y seguidores.
Ojolince y sra.

**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**