.

.

Montesas y Carpetanas en ruta a la Maliciosa

Jueves, 13 de Mayo de 2.014
Es trece de Mayo 'San Pedro Regalado' patrón de Valladolid y, siempre que podemos, escapadita primaveral a la sierra de Guadarrama.
'eSrá' y La Maliciosa ¿qué mejor compañía?
Hoy tomamos el café mañanero en Las Dos Castillas, en el puerto de Navacerrada que con suerte, pillamos abierto. Son pocos los montañeros que se mueven hoy por la sierra Madrileña, pues no es festivo en Madrid.
Gajea soleirolii ssp. guadarramica     

Vamos a subir a la Bola del Mundo (alto de las Guarramillas) por el camino tradicional que nos separa de la pista asfaltada.

No tenemos prisa y queremos, como siempre, ir disfrutando de la vida que alberga este espacio natural.

Armeria caespitosa - Erizón serrano (endemismo del S.Central)

De este modo, nos introducimos en el Parque Regional de la cuenca Alta del Manzanares que tiene su límite septentrional con el recién declarado Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, del que hemos realizado numerosos recorridos, que hemos ido relatando en este cuaderno.

Hoy, por primera vez, nos decidimos a poner rumbo a La Maliciosa y, a la vuelta, conocer el lugar donde se ubica el nacimiento del río Manzanares.



'eSrá' en el trazado que nos lleva a 'La Bola'. Al fondo 'Siete Picos'
   Narcissus rupicola - Narciso de roca                                Ranunculus ollissiponensis








En poco menos de una hora, nos situamos junto al conocido repetidor de T.V. a 2.265 mts.

Desde aquí, ya tenemos al alcance de las botas nuestro primer objetivo.

'eSrá' y La Maliciosa... van a estar muy repetidas en la jornada de hoy
Una marcada pista nos lleva a atravesar estas praderías de alta montaña, repletas de ranúnculos, armerias, narcisos y gajeas, entre otras.
Praderías de alta montaña en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares
Lullula arborea - Totovía     
Poco tardamos en reconocer especies como el colirrojo tizón, acentor común, escribano montesino, alondra común que casi siempre localizamos por el canto.

La totovía es abundante en este tramo y se deja ver y oir reclamando desde algún posadero bien elegido.

También bisbita campestre y la elegante collalba gris están presentes en estas praderías.

Llevamos andado un buen tramo por esta pista cuando 'Ojolince' señala perplejo...
Mira ahí abajo ¡¡Impresionante manada de cabra montés!!
 No es necesario que forcemos la vista; algunos machos se encuentran bien cerca del camino...
Capra pyrenaica ssp. victoriae - Cabra montés ♂
      Cabra montés de la sierra de Guadarrama
La presencia de cabra montés en la sierra de Guadarrama es histórica hasta el último cuarto del siglo XIX cuando se extinguió.

Un primer intento fallido de reintroducción de la especie en los años 80 ha dado paso al logro de una población estable de la especie en la actualidad, tras el éxito de su reintroducción en los años 90 en La Pedriza.

Seguimos el marcado sendero que tiene un punto de inflexión en el collado del Piornal a 2.073 mts., donde se une con el que viene de Navacerrada pueblo.
Superado el collado del piornal, el paisaje comienza a transformarse
Nuestro sendero se convierte en senda y la pradería va dejando paso a los clásicos roquedos graníticos que nos acompañarán hasta la cumbre.
Iberolacerta cyreni ssp. castiliana    
Y, como no... éste es el habitat idóneo de otra protagonista del día: la lagartija carpetana.

La mañana ha ido atemperando lo que permite el comienzo de actividad a mariposas y herpetos.

Resulta curioso ver cómo una ágil 'carpetana' escondida entre los juníperos rastreros, salta sobre una 'blanquiverdosa' despistada, que se salva por los pelos de convertirse en su desayuno.

Ejemplares de los muros, colias, limoneras, sofías y pavo real también se dejan ver a lo largo del recorrido.

Desde el collado seguimos la senda hitada que serpentea entre el roquedo y pronto nos alza sobre la arista oeste de la Maliciosa.

Magníficas vistas tiene 'eSrá' hacia el embalse y pueblo de Navacerrada
Sólo tenemos que seguir la arista, y eso hacemos...
Ojolince durante el tramo final de ascensión a La Maliciosa   
¡Eso sí! Entretenidos con un buen número de carpetanas que nos salen a cada paso.

La mayor parte de ellas son machos de vivos colores, más de uno carente de cola o con ésta, en regeneración.

Están en periodo de celo y las luchas entre machos son enérgicas y contundentes.

Casi casi, sin enterarnos, hacemos cumbre en La Maliciosa a 2.227 mts.
En esta cumbre, se está francamente bien.
      Issoria lathonia sobre Armeria caespitosa

Ya se nos ha olvidado el frío pasado a primera hora debido a la baja temperatura y, sobre todo, al viento gélido que soportamos hasta llegar a La Bola.

Ahora disfrutamos de una de las mejores panorámicas que podemos recordar de esta sierra de Guadarrama.

'Ojolince y la Cuerda Larga de Guadarrama'
Erysimum penyalarensis - Erísimo      
Varias parejas de montañeros comparten cima con 'Ojolince y Sra.' en La Maliciosa.

Una charla y unas fotos y nos despedirnos unos de otros, pues tenemos pensados diferentes recorridos para el día de hoy.

Hacia la Maliciosa Baja, al fondo el embalse de Santillana


Comenzamos el descenso por la senda que parte en dirección este y nos guía entre piedra suelta y junípero rastrero al collado de las Vacas.

Aunque se baja vertiginosamente de esta montaña...

... vamos haciendo parones para inventariar.

Leucanthemopsis pallida - Crisantemo pálido

Erísimos como Erysimum penyalarensis, Crisantemo pálido Leucanthemopsis pallida, Saxífraga blanca Saxifraga granulata, Cerastium ramosissimum y algunas orquídeas del género Orchis salpican esta ladera desgajada de la Maliciosa.

Llegando al collado de las vacas disfrutamos de la vista del valle por el que discurre el Manzanares hacia La Pedriza
Celastrina argiolus - Náyade, sobre flor de Gayuba    
También encontramos algunos Narcisos acampanados Narcissus bulbocodium, y buenos tapizados de gayuba o uva de oso Arctostaphylos uva-ursi.

El inconfundible perfil de La Maliciosa con esos acantilados meridionales, llama poderosamente nuestra atención.

'eSrá' y La Maliciosa desde el collado de las Vacas
      Llegando a La Maliciosa Baja a 1.939 mts.

La senda nos conduce a través de la sierra de los Porrones a La Maliciosa Baja.

Es aquí donde hacemos hoy nuestra comida, bien acompañados de sofías, colias, ortigueras, limoneras...

Y, ¡¡cómo no!! alguna parejita de carpetanas.

Nos ponemos en marcha, separándonos del PR-16 que transita por la sierra de los Porrones, pues nos dirigimos al collado de los Pastores.
La sierra del Francés y La Pedriza surcadas por la pista de las zetas. Abajo en el centro hay un claro: el collado de los Pastores
Ya son más de las tres de la tarde y la temperatura ha subido considerablemente.
Durante la bajada nos vamos encontrando los primeros pinos silvestres que, poco a poco, le van a ir ganando terreno al piorno serrano y al enebro rastrero.
'eSrá' junto a ejemplares de Pino silvestre, al fondo La Pedriza y el embalse de Santillana
Pista de las Zetas hacia el puente de los Manchegos, al fondo La Maliciosa   
En el collado de los Pastores, además de una pareja almorzando, hay cuatro carteles explicativos del entorno de la sierra madrileña.

Hechas las pertinentes consultas, tomamos la pista de las Zetas en dirección al puente de los Manchegos.

Hermosa vista de la sierra del Francés y las Cabezas de Hierro, desde la pista de las Zetas
Viola odorata ejemplar de flor blanca, poco frecuente 
Más relajados, caminamos cómodamente por la pista que nos ofrece buena sombra del pinar de repoblación.

Cejialba Callophrys rubininfa de Linneo Coenonympha pamphilus, y licénidos como manto bicolor Lycaena phlaeas e incontables náyades Celastrina argiolus, nos llevan muy entretenidos, hasta el puente de los Manchegos.

Ojolince y Sra. junto al Manzanares en el puente de los Manchegos, al fondo la omnipresente Maliciosa
Meloe proscarabaeus - Cópula de Carraleja o Aceitera.
Gran dimorfismo entre macho y hembra; ésta le triplica en tamaño
Junto al curso de agua ranúnculos, violetas, saxífragas, verónicas y esta pareja de carralejas que dejamos entregadas a sus quehaceres.

La pista de las Zetas nos lleva a atravesar el puente de los Manchegos que se encuentra a unos 1.700 mts. de altitud.
 
El joven Manzanares y La Maliciosa, desde la vereda de los Mesones
'eSrá' en una de las praderías junto al Manzanares, salpicadas de 'gallaritos'

Nada más cruzar, la abandonamos para tomar la vereda de los Mesones, que es otro de los abundantes PR que hay por la sierra de Guadarrama.

Esta vereda, a ambos lados del Manzanares, nos va a permitir remontar el río hasta su nacimiento; eso sí, salvando un considerable desnivel.

'Ojolince' atraviesa uno de los arroyos que nutren al Manzanares
Densos pastizales, denominados cervunales por el predominio del Cervuno Nardus stricta, crecen junto al curso de agua.

Se encuentran completamente encarchados, pues la nieve hace poco que se ha fundido, y están recién florecidas orquídeas del género Orchis, ranúnculos R. ollissiponensis y un inmenso salpicado de gallaritos Pedicularis sylvatica.

El PR nos hace virar al oeste y pronto alcanzamos el descansadero de los Mesones.
♂ Roquero rojo, salvando las distancias - Monticola saxatilis
Junto al descansadero de los Mesones quedan algunos neveros
Éste es un buen lugar para hacer un alto, tomar una fruta y reconocer las especies propias de estos parajes.

Vemos escribano montesino, abundantes parejas de collalba gris, un pechiazul y una pareja de roquero rojo.
Buitre leonado y cuervo hacen su aparición, no así el buitre negro que sabemos que campa por estos lares.

Nevero convertido en túnel, abierto por las aguas del Manzanares

Seguimos la remontada y, poco más adelante ya alcanzamos a ver 'La Bola del Mundo' donde vamos a cerrar el círculo de la ruta.

Junto al repetidor, destaca la cornisa de nieve que alimenta las aguas del Manzanares y dónde citan el nacimiento de éste.

Un buen zoom, hace que  la Bola y el Ventisquero de la Condesa nos parezcan muy cercanos
El PR que venimos siguiendo nos hace atravesar ahora una amplia pradería, alimentada por otra de las torrenteras. Ésta parece provenir del collado de Guarramillas.
Ojolince atraviesa la amplia pradería antes de comenzar la subida al alto de las Guarramillas
    Afrontamos la subida hacia el ventisquero de la Condesa
Fuentes y escorrentías del ventisquero de la Condesa, donde se ubica el nacimiento del Manzanares
El río Manzanares se nutre de todos estos manantiales, neveros o ventisqueros; muchos de ellos, mantienen acumulaciones de nieve hasta bien entrada la primavera.

En la vertiente sur del alto de las Guarramillas y muy próximos a su cumbre, vemos fluir y dar sus primeros saltos a estas fuentes del Manzanares.


Bueno, 'Ojolince y Sra.' y ¡¡cómo no!!... ¡¡nuestros buenos amigos de la ruta de hoy!!
       Capra pyrenaica ssp. victoriae, junto al nacimiento del río Manzanares
     ♂ Cabra montés en el alto de las Guarramillas
Contentos de haber cerrado el círculo emprendido por la mañana en 'La Bola'...

... Y tras nueve horas de marcha, avitamientos, sorpresas e intensos momentos vividos y disfrutados.

Emprendemos la bajada al puerto de Navacerrada por la pista asfaltada, de la que ya no os ofrecemos fotos.

PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
      El recorrido seguido está dibujado en línea roja
DISTANCIA TOTAL -> 16,84 Kms.                   TIPO DE TRAZADO -> Doblemente circular 
ASCENSIÓN ACUMULADA -> 1.157 mts.       TIEMPO TOTAL -> 8 h. 52'
DIFICULTAD -> Media, por su longitud
         GRÁFICA DEL RECORRIDO
DESCARGA DEL TRACK                                                                      VIDEO DE LA JORNADA
Ojolince y Sra. nos despedimos esperando que haya sido de vuestro agrado y os emplazamos para la siguiente.
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

Argovejo. Bosques y crestones: Cerroso, Rionda y Roscas

Domingo, 27 de Abril de 2.014
Otro festivo que nos vamos a la montaña Leonesa. Y es que, la primavera ya ha entrado con fuerza en las tierras del Alto Esla.
        Pulsatilla rubra - Flor del viento
      Orchis morio - Amor de dama

Convencidos como estamos 'Ojolince y Sra.' de la suerte que tenemos al participar en las aventuras montañeras de Kike MONTAÑA Y CICLOTURISMO, una vez más, no faltamos a la cita.

Hoy, además de Edu y Kike, contamos con la compañía de Javier Valladares, amigo y fotógrafo de naturaleza, que ha decidido poner a prueba su pericia fotográfica...

...sobre la marcha ¡¡Y nunca mejor dicho!!

Nos reunimos con nuestros amigos leoneses en Las Salas pasadas las nueve, con intención de charlar un rato en algún bar abierto, mientras nos vamos entonando.

Anthocharis cardamines - Aurora o Musgosa

¡Misión imposible! No encontramos ninguno abierto, ni en Las Salas, ni en Crémenes ya de camino a Argovejo, ni en éste bonito pueblo, tampoco.

Así pues, mientras vamos equipándonos, nos conformamos con alguna vianda que tenemos en la recámara...

Salimos del pueblo de Argovejo, con una luz prometedora
De Argovejo parte, al final del pueblo, un camino que enseguida se bifurca.
Saponaria ocymoides - Jabonera de roca     

Tomamos el que discurre a la derecha del arroyo, conocido como Camino de la Trapa que nos va a adentrar en el valle del mismo nombre.

Por este cómodo sendero vamos charlando animadamente, sin perder la vista del hermoso enclave y sus maravillas.


Barbarea intermedia - Hierba de Santa Bárbara

Primaveras como la Bellorita Primula veris, bellas orquídeas Orchis morio, y junquillos blancos Narcissus triandrus, salpican a ambos lados el sendero.

También cincoenramas Potentilla reptans, carrasquillas Lithodora diffusa, vulnearias Anthyllis vulneraria y otras coloridas especies, dejan que las retratemos a placer.

Endemismos del cuadrante noroccidental como el Ranunculus nigrescens y otras especies propias de suelo calizo y terreno pedregoso como la jabonera de roca Saponaria ocymoides y la hierba de Santa Bárbara Barbarea intermedia, van haciendo las delicias del grupo.


Argovejo y su valle de la Trapa pertenecen al Parque Regional de Picos de Europa
Una nueva bifurcación a la derecha nos introduce en el valle de la Trapa. En las inmediaciones de una cabaña en buen estado, hacemos un descanso.
El valle de la Trapa con Peña Blanca, al fondo     

Se hacen oir las chovas piquirrojas y, al levantar la cabeza, también contemplamos el paso de buitres leonados, un alimoche y hasta un águila real.

Algunas torcaces surcan el cielo a gran velocidad, perseguidas por el rápido halcón que pasa ante nuestros ojos, en un suspiro.

Peña de los Avellanales junto al barranco de la Trapa
    Draba dedeana, endemismo de la península ibérica

Abandonamos el buen camino para introducirnos en un agreste hayedo y ascender por el barranco que discurre el arroyo de la Trapa, junto a la peña de los Avellanales.

La flora en esta angostura ha variado y son ahora las anémonas de bosque, las drabas y las uñas de caballo o tusilago, las encargadas de ponerle color a la abrupta subida, donde Javier pierde sus gafas de sol, de forma irremediable.

Una vista atrás a la salida del hayedo, nos muestra la atractiva imagen del pico Jano, rodeado de resaltes rocosos, entre los que crece un bonito sabinar.

Zoom al Pico Jano y sus sabinares aledaños
En este momento ya tenemos ante nosotros la primer vista del pico Cerroso y la collada antesala de su ascensión.
Una inclinada ladera en dirección a la collada de la Trapa    
Durante la subida a la collada de la Trapa, se obtienen extraordinarias panorámicas del valle recorrido, sus cumbres y crestones.

Por eso, y también para recuperar el resuello, de vez en cuando nos detenemos para hacer alguna instantánea...

Pico Jano y La Muga a la izquierda. Delante Peña Escricia
  
Al fin, en la collada, podemos soltar las mochilas y disfrutar de un pequeño refrigerio, con vistas.
Amplio valle de la Trapa, desde la collada del mismo nombre
  Kike, 'Ojolince', Edu y Javier en la collada de la Trapa ('eSrá' tira la foto)

Las pastas caseras, de la abuela de Edu, son el mejor reconstituyente que podemos tomar.

Fortalecidos como 'Popeye con sus espinacas', afrontamos la subida al Cerroso.


Perfil de la ascensión al pico Cerroso desde la collada de la Trapa
Edu, seguido de cerca por 'Ojolince', en la cumbre del pico Cerroso 

Edu, que es quien más pastas de su abuela ha comido, nos saca ventaja y hace cumbre en el Cerroso, el primero.

El resto va llegando...

Cada uno, distraído con su afición, sube a su ritmo; por último reunión y foto de cumbre.


El grupo en Pico Cerroso a 1.838 mts.
Saxifraga conifera      

En praderías de altura, collados y cumbres son otras las especies que nos vamos encontrando.

Muy abundante el Narcissus asturiensis entre chirivitas y gageas.
Además de la curiosa Saxifraga conifera, propia de zonas pedregosas bien venteadas, como es el caso.


Un par de panorámicas desde la cumbre que no nos podemos perder...
      Zoom a Picos de Europa
Zoom al Espigüete, en la montaña Palentina       
    Buena comunidad de Pulsatilla rubra, en constante movimiento
Consideramos oportuno proseguir la marcha en dirección sur, hacia peña Rionda.

Toca descender cerca de 200 mts. pues debemos bajar a la hondonada del collado Argovejo.

Este collado está bien venteado y abundantemente salpicado de la flor del viento, de la que ya vimos algún ejemplar, esta mañana. Debemos ir mirando dónde ponemos el pie...¡¡están por todas partes!! 

Llegamos a la falda de peña Rionda que nos resguarda del viento. Éste es un buen lugar para comer y a ello vamos.

Ladera sur de la peña Rionda, al fondo pico Moro
    Collado superior de acceso a la peña Rionda

Remontando la ladera sur de la peña Rionda llegamos a otro collado a buena altitud que también está salpicado de las bellas pulsátilas.

La ladera sur de la Rionda estaba protegida del viento pero aquí, de nuevo, vuelve a soplar con fuerza.

Oruga de Apolo - Parnassius apollo

Edu, Kike y 'Ojolince' se aventuran a trepar la cresta final de la peña Rionda por su vertiente norte y, en pocos minutos, hacen cumbre.

Javier y 'eSrá', les observan sentados cómodamente y en compañía de una oruga de la mariposa Apolo, que se salva, por poco, de ser aplastada por una de sus mochilas.

Cumbre en la peña Rionda a 1.829 mts.

El descenso debe hacerse  con mayor precaución pues las zonas herbosas de esta vertical cresta, no están carentes de cierto riesgo.

Reunido el grupo, comenzamos la progresión por la crestería que, en dirección norte nos lleva hasta el pico Roscas.

A la bajada de peña Rionda, ahí tenemos el pico Roscas
Edu en un resalte rocoso durante el descenso     

Antes de alcanzar su cumbre, pasamos por otro ventoso collado a 1.697 mts.

Éste, nos ofrece buenas vistas a ambos valles contiguos...


Una mirada a la cara norte de la peña Rionda, de dónde provenimos

      Cumbre en pico Roscas a 1.782 mts.

 ...El valle al sur de esta crestería bañado por el río Esla y, el valle que ahora llevamos a nuestra derecha y por el que pretendemos volver a Argovejo: el valle de Tejedo.


Valle de Tejedo, con un fondo de cielos enmarañados
      Erodium cicutarium - Alfilerillo de pastor
Emprendemos el descenso del pico Roscas por su ladera este, llamada ladera de Tejedo.

Terreno mixto de roca y piedra suelta, a veces fracturada, otras desmigada... donde, también hay algún tramo de fácil destrepe.

Poco después, nos situamos junto al pozo de la nieve, sima profunda que almacena gran cantidad de nieve y en un tiempo era utilizado por los lugareños de Argovejo.


      Tras el descenso del pico Roscas, visitamos el pozo de la nieve
    Progresamos por las praderías del puerto de Tejedo

Desde este momento comenzamos a ver hitos y marcas de pequeño recorrido...
...hemos conectado con el PR- LE 50 Senda del puerto de Tejedo.

Volvemos a estar rodeados de pulsátilas, gajeas, narcisos, orquídeas, alfilerillos, cardamines...

 
Edu comprueba, a través del artesanal telescopio, la localización exacta del pozo de la nieve
En este valle quedan restos de los chozos de piedra y corrales que utilizaban las cabañas de ganado trashumantes.

Un curioso telescopio nos indica dónde ha quedado la sima del pozo de la nieve.

Ahora toca atravesar el paso estrecho entre rocas que utilizaban los pastores para el recuento del ganado.

 ¡¡Quietos!! susurra Kike, a la salida de 'El Contadero'...
 





 
... un corzo pace tranquilamente en esta pradería y no se ha percatado de nuestra visita.
Dejamos a nuestro nuevo amigo alejarse y, proseguimos...
        La senda que nos introduce en el Hayedo de las Barriaticas
Kike sumándole kilos a la poderosa rama que sostiene 'Ironman Edu' 

Es éste un bosque silencioso y umbrío, asentado en la empinada ladera septentrional del pico Aguasalio.

El entorno da para unas cuantas fotos más...

...hepáticas, prímulas, violas, ranúnculos, saxífragas...

Y, paisaje, mucho paisaje!!

A la salida del hayedo, la senda serpentea junto a la sierra de los Frailes
Brezos, escobas, grandes robles rebollos y las desperdigadas sabinas en las paredes calizas, nos acompañan durante el descenso a Argovejo.
Desde la loma de la Collada, distinguimos las primeras casas del pueblo     
Por el camino de los Barriales entramos en Argovejo tras casi nueve horas de intensa 'pateada'.
PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
      El recorrido seguido está dibujado en linea roja

DISTANCIA TOTAL -> 10,5 Kms.

ASCENSIÓN ACUMULADA -> 1.110 mts.

TIPO DE TRAZADO -> Circular

TIEMPO TOTAL -> 8 h. 45'

DIFICULTAD -> Media

DESCARGA DEL TRACK

VIDEO DE LA JORNADA


GRÁFICA DEL RECORRIDO
Completo, variado y fascinante recorrido por el alto Esla que, sin duda, os recomendamos.
Hasta pronto, amigos. 'Ojolince y Sra.'
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**