.

.

Por brañas y picos del alto Sil. La Turria y la Mira

Sábado, 15 de Junio de 2013
Casi siempre que hemos visitado el alto Sil ha sido de la mano de nuestro amigo Dani RUTINAS VARIAS, con motivo de avistar al 'osu' pero, en esta ocasión...
       Dani retrata a 'Ojolince y Sra.' en la Braña de Zaraméu o Zarameo
... Dani nos ha preparado una interesante ruta para recorrer y reconocer valles, brañas y cumbres que forman parte este espacio natural.
    Zorro - Vulpes vulpes

Hemos quedado en Toreno y, antes de las nueve de la mañana, estamos los tres de camino al pueblecillo de Cuevas del Sil, donde comenzamos nuestra andadura.

Al cruzar el puente medieval sobre el Sil, saludamos al amigo zorro, que parece algo descuidado y hambriento.

 Atravesado el río Sil, entramos en un hermoso bosque de galería
       Toronjil - Melittis melissophyllum
Día luminoso donde los haya, a esta temprana hora ya se agradece la umbría con que nos encontramos al entrar un bosque de ribera, bien conformado por gran variedad de especies...

Arces, frenos, chopos, sauces y avellanos, combinados con los primeros serbales de los cazadores nos dan buena sombra en este sendero que discurre paralelo al reguero de la Seita y que nos alzará a la primera braña del día, del mismo nombre.


En este primer tramo son varias las ocasiones en que tenemos que detenernos pues 'eSrá' viene haciéndole fotos a todo lo que está unido al suelo y se sustenta de él...


      Buen ejemplar de Geranium sylvaticum
 Borbonesa - Silene dioica          
Borbonesas Silene dioica, claveles de barranco Silene conica, trigo vacuno Melampyrum pratense, cresta de gallo Rhinanthus mediterraneus toronjil Melittis melisophyllum, lengua de buey Pentaglottis sempervirens, nomeolvides Myosotis lamottiana y el Geranium sylvaticum proporcionan vivos colores a nuestro sendero.

En las áreas de mayor umbría y frescor se alojan estrelladas Stellaria holostea, los helechos Dryopteris oreades y Polystichum setiferum; además de aguileñas Aquilegia vulgaris, jacintos de los bosques Hyacinthoides non-scripta, valerianas de monte Valeriana montana y violetas como la Viola riviriana.

Con este entretenimiento el trayecto de algo menos de tres kilómetros a la Braña de La Seita, se nos hace un suspiro...
En La Seita bien podríamos pasar la mañana pues el entorno derrocha belleza por los cuatro costados...
Pensamiento silvestre - Viola arvensis      

Aquí, las praderías han sido transformadas por la mano del hombre desde tiempos inmemoriales, para su disfrute y aprovechamiento.

Así, encontramos herbáceas como el pensamiento silvestre Viola arvensis, las ortigas mayor Urtica dioica, menor U. urens, y fétida Lamium maculatum; algunas crasuláceas de los géneros Sedum y Umbilicus.

 Praderías de aprovechamiento en Braña La Seita, al fondo La Turria, donde nos dirigimos
Una rubiácea que cuesta ver en flor, 'la Cruzada' Cruciata laevipes    
Son incontables las fotografías que hacemos durante este alto en nuestro camino, intentado captar los variados colores con los que se tiñe la pradera... árvejas Vicia craccacruzadas Cruciata laevipes, crestas de gallo, tréboles, ...

En cuanto a la avifauna, los pequeños páridos son los más abundantes y activos esta mañana: herrerillos, carboneros, garrapinos;  también mitos y reyezuelos se dejan escuchar a nuestro paso.
Un ratonero, que inicialmente confundimos con abejero, realiza un planeo sobre la braña.

Salimos de la braña siguiendo la trazada paralela al reguero de la Seita, hasta encontrar un tejo que, según la guía del Alto Sil que consulta Dani, nos señala el desvío a la derecha para internarnos en el bosque.
Magnífico roble en el trayecto conocido como 'El Reventón', de ascensión a la Braña de Zarameo
La senda por el bosque es sumamente bella, como 'de cuento'... sorprendiéndonos enormes ejemplares de roble albar Quercus petraea, que destacan entre el conjunto de arces, acebos, serbales, avellanos, abedules y algunos tejos.
      Jacinto de bosque - Hyacinthoides non-scripta
En fuerte pendiente, vamos ascendiendo mediante la senda del bosque que se conoce como 'El Reventón'.

A un tiempo, diferenciamos herbáceas que habitan en estas laderas umbrosas...

Aspérula olorosa Galium odoratum, Euphorbia hyberna, Saxifraga sphatularis, anémona de bosque Anemone nemorosa, aguileña Aquilegia vulgaris, jacinto de los bosques Hyacinthoides non-scripta.

      Hierba bellida - Ranunculus acris

A nuestro paso, algunas ranunculáceas nos deslumbran con su amarillo brillante...

La hierba bellida Ranunculus acris y el ranúnculo de hojas de acónito Ranunculus aconitifolius.

Podríamos seguir ennumerando especies pero, ya salimos del bosque a otear estas coloridas laderas...

 A la salida del bosque, próximos a la braña de Zarameo; al fondo
El Cornón de Peñarrubia, al que ascendimos esta primavera
Durante el trayecto que nos separa de la braña de Zarameo comprobamos como muchas laderas del bosque has sido transformadas en piornales, brezales y matorrales.
      Lavandera blanca - Motacila alba, en la pradería de la braña de Zarameo
Los colores rosados son de predominio  del brezo rojo Erica australis, mientras que los amarillos lo son de la escoba Cytisus scoparius y la carquesa Pterospartum tridentatum subsp. cantabrica, entre otras.

La Braña de Zarameo está rodeada de una extensa pradería salpicada de ranúnculos, verónicas y cuernecillos...

En los regatos que bajan y mantinen hidratadas estas praderas, sorprendemos algunos licénidos y ¡¡Oh!! también un ejemplar de chupaleche... bastante inquieto...
Podalirio o chupaleche - Iphiclides podalirius subsp. feisthamelii
A la escasa sombra que encontramos en las proximidades de la braña, hacemos un alto para reponer cantimploras en su manatial y contemplar el entorno a placer.
Braña de Zaraméu o Zarameo      
Justamente detrás de la braña, buscamos la mejor forma de ascender al collado Cota y sus 1.759 mts. Una manada de caballos en rápido descenso, nos indica el camino...
Restos de un antiguo abedular que en un tiempo, con toda seguridad, cubrió estas laderas
Seguimos visualmente el descenso de la manada, lo que nos proporciona esta postal...
Continuamos hacia el collado, alcanzado una primera planicie que alberga una charca temporal salpicada de Ranunculus tripartitus.
De entre estos pastos pedregosos asoma abundante arándano Vaccinium myrtillus en flor, y genciana amarilla Gentiana lutea, aún sin florecer.

Un pequeño esfuerzo y al fin alcanzamos el collado Cota.

Nuestra ruta prosigue en dirección sur, pero antes hemos de asomarnos al norte y ahí hay una cumbre para ello...

Dani nos saca esta instantánea en la cumbre del Teso del Carbón a 1.822 mts.
También en este oteadero echamos un buen rato pues tiene una de las mejores vistas del valle de Salientes y su cumbres aledañas: el Valdiglesia y Braña la Peña (a nuestra espalda en la foto). Y, por supuesto, del camino recorrido como lo muestra la siguiente foto.
Volvemos sobre nuestros pasos al collado Cota para ir cresteando por esta sierra del Coto en dirección sur y enfilar la subida a la Turria.
Dani, inmerso en 'un mar de brezos' ¿qué andará buscando?   

No sólo 'ojolince y sra.' tenemos distracciones varias durante las rutas... A Dani también le gusta hacer sus prospecciones en el campo...

Rebasamos una cota de 1.783 mts. por su ladera izquierda para ascender la siguiente de 1.826 mts. y evitar así, ser engullidos por los piornos.

La siguiente cumbre ya se trata del pico La Turria a 1.929 mts.
Junto a ésta se encuentra el pico La Mira de altitud semejante y señalado en los mapas como Cuerno del Sil, y es al que nos dirigimos.
Pulsátila alpina amarilla - Pulsatilla alplina subsp. apiifolia    


Este cordal y sus cumbres son de cómodo acceso, así pues, podemos ir dedicándole tiempo a las observaciones.


Localizamos ahora la pulsátila alpina amarilla también llamada, anémona amarilla que, haciendo honor a otro de sus nombres vernáculos 'flor del viento' no para de 'menearse' un instante, para dejarnos sacarle una buena instantánea.




Esta hermosa ranunculácea está acompañada de otra de las numerosísimas especies de ranúnculos que llevamos contabilizadas en el día de hoy...

Ranunculus bulbosus al que se le conoce como ranúnculo tuberoso o hierba velluda.

Por fin hacemos cumbre en la Mira o Cuerno del Sil a 1.928 mts.

¡¡Ya nos hemos ganado el almuerzo en el día de hoy!!...


Ojolince, eSrá y Dani en la cima del pico La Mira o Cuerno del Sil (foto Dani)
Una completa descripción de cumbres y demás localizaciones que desde aquí se otean tiene Dani en su crónica de esta ruta que podéis consultar (y no debéis perderos) pinchando CRÓNICA DANI.
Macaón - Papilio machaon       

Nos acompañan por estas cumbres algunos ejemplares de los grandes papiliónidos como la chupaleche y el macaón.

Los machos de estas especies tienen querencia por las cumbres y gustan de agruparse a volar por estas alturas, fenómeno conocido como 'hilltopping'.

Dándole continuidad al cordal, nuestros pasos nos encaminan ahora hacia el alto de Cereisaleu afeado por unas cuantas antenas.
A nuestra izquierda el pueblo, valle y embalse de Matalavilla
No sin antes desviarnos y alcanzar el alto de Navariego con sus espléndidas vistas hacia Cuevas del Sil y Villablino.
Dani en la cumbre del alto de Navariego a 1.841 mts.
    Hacia el Alto de Cereisaleu...

Avanzamos, ya en descenso, hacia el alto de Cereisaleu que rebasamos por no tener gran interés, al resultar afeado por ese cúmulo de antenas en su cima.

No se puede decir que estemos viendo muchas aves por las cumbres, cabe citar a los acentores, las tarabillas y alguna escurridiza totovía.

Una vista de Palacios del Sil con el macizo del Miro de Valdeprado y el Cornón de Busmor, al fondo
Del alto de Cereisaleu, parte una pista que zigzaguea por su ladera y nos lleva sin pérdida a la braña de la Degollada.
'Ojolince' se refresca en el pilón de la Braña de la Degollada  
Este descenso se nos hace bastante pesado pues, al cansancio de andar por este tipo de pistas 'desarboladas' para todoterreno, se suma el calor que nos transmite el sol a esta hora.

Llegamos a la ansiada braña a refrescarnos en su pilón.

A ella llega un sendero señalizado que parte de Palacios del Sil y que es empleado por quién desee conocerla, mediante una sencilla ruta.
      'Pajaritos' - Linaria triornithophora

El poblado de Barzanietxa o La Degollada conserva un buen grupo de cabañas de piedra con los tejados que en un tiempo fueron de teito, ahora de pizarra.

Un paseo por sus calles nos permite interpretar cómo se distribuía el espacio, los útiles que empleaban los brañeiros y su forma de vida... tan diferente a la actual.

eSrá camina ensimismada... ¿será por el embrujo de este bosque?     

Estas brañas eran destinadas durante los meses de verano al aprovechamiento ganadero, transformando laderas elevadas de estos valles en frescos pastos.

    Cuenta la leyenda que, en el poblado de Barzanietxa, una joven doncella "con cara de rosa y piel de nieve", fue obligada a contraer matrimonio con un viejo y libertino cacique. Pero un día, fue sorprendida en brazos de un joven brañeiro, con el que mantenía una creciente amistad. Arrebatado por los celos, el viejo le cortó la cabeza, por lo que desde entonces, la braña recibe su triste nombre: La Degollada.


Refrescados, nos sumergimos de nuevo en el encantador bosque para recorrer la distancia que nos separa de nuestro pueblo de partida...
La peña junto a la que se asienta Cuevas del Sil y al fondo Peña Negra
PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
 El recorrido está dibujado en línea roja     
 Distancia total -> 18 Kms.

Ascensión acumulada -> 1.264 mts.

Tipo de Trazado -> circular

Dificultad -> media

Tiempo total -> 9 horas, invirtiendo mucho tiempo en observación y fotografía

VIDEO DE LA JORNADA

DESCARGA DEL TRACK

GRAFICA DEL RECORRIDO
'Ojolince y sra.' esperamos que os haya gustado nuestro relato.
Un saludo.
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

28 comentarios:

  1. Os habeis superado con las fotos de esta entrada ¡¡¡, que colores primaverales tienen esas montañas. Da gusto leeros sabiendo lo que se tarda en hacer una entrada tan descriptiva. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luis.
      Nos alegra que valores tan positivamente la crónica que le hemos dedicado al alto Sil en su esplendorosa primavera pues, viniendo de ti, con el esfuerzo e interés que le pones a todo lo relacionado con natura, nos hace sentir plenamente satisfechos.
      Un saludo de 'ojolince y sra.'

      Eliminar
  2. Magnífica excursión, y preciosas fotografías. El Alto Sil sorprende, más en primavera. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Fernando.
      El alto Sil nos tiene 'encandilados'... entre sus paisajes y sus habitantes, no podemos desengancharnos.
      Te agradecemos la visita y el acertado comentario.

      Eliminar
  3. Preciosa ruta y unas fotos magníficas. Un pelín "dura" para "Javibichos y sra.", pero la apunto :)

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué noooo!!
      Si, como nosotros, le echáis todo el día... seguro que os parece asequible y madreeee ¡qué vistas!
      Eso sí, si encuentras una tras otra, especies interesantes y les quieres hacer un completo especial de esos tuyos... no cerrarías el círculo.
      Saludos de 'Ojolince y sra.'

      Eliminar
  4. Preciosas las fotos y estupenda descripción de las especies observadas ¡¡
    Es un auténtico placer pasearse por vuestro blog.
    Bellos los Ancares en su máximo esplendor ¡¡

    Hoy he estado consultando el Herbareo vuestro de "Ojo Lince y Sra" he clasificado algunas de las flores que tenía yo hechas. Es estupendo ¡¡
    Otro día me pongo con el Mariposario...

    Un saludo:
    Kike

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este paraje linda con Ancares y el Bierzo pero tiene un ente propio aunque no está representado por un nombre concreto (que sepamos), queda englobado en el conjunto del alto Sil.
      El herbario, el mariposario, el reptilario... son nuestras aficiones sin límite. Poco a poco vamos engrosándoles, gracias a nuestras excursiones por la variada y diversa geografía peninsular.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Cuanto se aprende por aquí!. Saludos manchegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto o más que nosotros confeccionándolo.
      Un saludo amigo, Rafa.

      Eliminar
  6. Bonita la elección que habéis hecho con esta excursión por el Alto Sil.
    Bueno. Que en esta época parece que por dondequiera que realicéis una marcha le sacáis el máximo partido al no faltar los ingredientes de Flora, Fauna y Color.
    Espero que la ruta de este próximo domingo también os llene de satisfacción.
    Un saludo y nos vemos,
    Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como hemos comentado en otras ocasiones en que nuestra ruta nos lleva por la montaña leonesa... nos tiene encandilados; y, cuando se combinan los tres elementos que mencionas, el resultado suele ser superlativo.
      Tenemos muchas ganas de ver qué nos depara la ruta que nos tenéis preparada, aunque os hagamos sufrir un poco con las esperas fotográficas, je,je...
      Hasta pronto y un abrazo.

      Eliminar
  7. He "caído" en vuestro blog a través de Rutinas Varias y ha sido todo un descubrimiento, aunque he de decir que pierdo demasiado tiempo delante del ordenador por vuestra culpa! jejeje. Me han gustado mucho las fotos, pero la de la anémona amarilla se lleva la palma. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido al mundillo de 'Ojolince y sra.'
      Ya habíamos leído algunos comentarios que le haces a Dani y por ello nos resultaba familiar tu nombre.
      Nos alegra que te resulte interesante nuestro blog, hasta el punto de que el tiempo 'vuele' delante del ordenador; parece que la flora va enganchando cada vez a más amigos virtuales...
      Un saludo y muchas gracias por tu visita.

      Eliminar
  8. Bien narrado y bien documentado. La colección de flores que enseñáis da muestra del amplio conocimiento que tenéis sobre ellas y de que exprimís vuestros recorridos al máximo. Habrá que hacer más, vuestra compañía siempre es de las mejores. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dani. Lo cierto es que nos has llevado a uno de los lugares en los que se puede disfrutar al máximo del bullicio florístico primaveral, eligiendo además un buen momento y un mejor recorrido.
      A duras penas vamos a poder superarlo asi que, ponte las pilas y mira a ver cómo lo vas a intentar.
      Un abrazo y hasta pronto.

      Eliminar
  9. Qué marcha tan bonita.. Sobre todo en cuestión de botánica habéis pillado de todo.. Qué preciosa la chupaleches.. Y esos altozanos de piorno una maravilla.. Me ha encantado la entrada y las fotos. Felicidades..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y lo que nos hemos dejado en el tintero! Que no en el herbario virtual...
      En la crónica sintetizamos al máximo eligiendo lo más representativo y visualmente atractivo por no resultar excesivamente 'cansinos' pero... en esta ocasión, ha sido bastante complicado seleccionar tanto la flora como los paisajes.
      Muchas gracias, por los adjetivos que le colocas a este resumen.
      Un saludillo.

      Eliminar
  10. Saludos desde COMANDO SENDERISTA.
    Impresionante el maratón fotográfico rebosante de colorido que nos muestras hoy. Una zona inmensamente bella entre brañas y leyendas y que con tu relato nos entran unas ganas enormes de pisar esas tierras.
    Como siempre, recibe un afectuoso saludo de Comando Senderista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Lanchero... ya vemos que te emocionas (como nos sucede a 'ojoljnce y sra.') cuando ves parajes que derrochan interés y les apuntas como pendientes en tu libreta de rutas.
      Seguro que este no te defraudaría en ninguno de los sentidos.
      Un saludo para ti y tu Comando Senderista.

      Eliminar
  11. Vaya pasada el paisaje y como siempre descubro a través de vosotros nueva flora y lo bonitas que son!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flora, mucha flora Sergio... quizá demasiada pero ¡Quién se resiste!
      Ya llegará el secarral del verano y ... a otra cosa, mariposa.
      Salu2.

      Eliminar
  12. ¡Que fotos! Impresionantes. Como siempre los lugares da gusto visitarlos con vosotros ya que tenéis un estilo especial y un gusto exquisito. Enhorabuena y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras este comentario tuyo, sólo cabe mencionar que nuestro objetivo, que no es otro que el de recopilar y compartir las maravillas que la naturaleza nos brinda en nuestras excusiones, está ampliamente superado.
      Y, de nuevo, te agradecemos visita y comentario. Salu2.

      Eliminar
  13. Acabo de descubrir vuestro blog viniendo desde el de Rutinasvarias y la verdad es que está muy bien. He echado un vistazo por encima por algunas de vuestras rutas y teneis algunas fotos muy guapas.
    Por cierto, respecto a esta ruta en cuestión sólo quería hacer un pequeño comentario, los robles que crecen en la ladera por la que subisteis hasta Zaramedo no son rebollos, sino robles albares (Q. petraea) o sus híbridos con los robles carballo y rebollo (creo que los nombres de los híbridos son Q. rosacea y Q. trabutii) los rebollos puros (Q. pyrenaica) se pueden ver en el entorno de las huertas de Cuevas del Sil o en la ladera de solana de Peña Negra (el pequeño pico que seguro visteis al otro lado de la carretera).

    Un saludo y enhorabuena por vuestro blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo.
      Pues muchas gracias por esas explicaciones a cerca de la diversificación de especies del roble en la zona. Con tu comentario nos ha quedado claro lo que durante la ruta nos parcía dudoso.
      Un saludo y agradecidos por tu visita y comentario.

      Eliminar