.

.

Invernal a la Laguna del Barco o de Galín-Gómez

Domingo, 22 de Febrero de 2.015
Este invierno no nos está permitiendo salir al monte todo lo que nos gustaría pero, en cuanto da una tregua por pequeña que ésta sea, hay que apurarla.
Circo de la Laguna del Barco o de Galín-Gómez (sierra de Gredos)
Este 'finde' habíamos previsto subir con los amigos a Santoña a 'pajarear' un poco.
      Lullula arborea - Alondra totovía
Como quiera que el temporal no remite decidimos, de última hora, encontrar mejores condiciones en las montañas del Sistema Central.

Así las cosas, antes de las nueve de la mañana estamos en Barco de Ávila, despabilándonos del viaje con un buen café.

A primera hora, la sierra de Béjar está oculta tras una densa masa nubosa
Como conocemos el camino, pues realizamos esta ruta el pasado verano, a las nueve y media estamos en puerto Umbrías, preparados para caminar por el PR AV-36 en dirección a la Laguna del Barco.

Nos sorprende en el puerto la presencia de cuatro vehículos más, de los que más tarde, iremos conociendo a los ocupantes.

  Ojolince por la pista que asciende junto al pinar de Cabeza Redonda

Puerto Umbrías está a 1.360 mts. y casi sin nieve; eso sí, aún presente una densa nubosidad que, por suerte, se va a ir disipando.

Comenzamos a caminar acompañados de un lugareño que nos cuenta que ha salido a las siete de Nava del Barco y, poco más adelante, nos abandona para volver a su pueblo a almorzar.

La sierra de Béjar que llevamos a nuestra derecha, se va despejando
El lugareño de Nava del Barco nos deja en compañía de una Alondra totovía quién, perchada en lo más alto de un chopo, no para de canturrear.
Crocus carpetanus - Azafrán serrano      
Poco más adelante son los inquietos Carboneros garrapinos los que contribuyen a amenizar nuestro paseo junto al pinar del monte Cabeza Redonda.

Rebasado éste, atravesamos una portera y el paisaje gana en belleza pues estas praderías comienzan a estar salpicadas del temprano Azafrán serrano, aún cerrado a esta primera hora.


La pista atraviesa un área de pastizal donde se ve incrementada la cantidad de nieve
Refugio del Paso de las Palomas, respaladado por la sierra de Béjar
A poco más de una hora llegamos al refugio del Paso de las Palomas donde nos detenemos como hiciéramos en verano, para disfrutrar de las vistas de la sierra de Béjar.

La pista sigue en ascenso, bordeando el pico Trampales y desembocando en una pradería de altura conocida como los llanos del Cardiel.

Emberiza cia - Escribano montesino
En este medio se mueven a corta distancia ejemplares de Escribano montesino y Bisbita alpino que ya han comenzado sus juegos de cortejo.

Recordamos del verano esta gran pradera ocupada por el ganado, del que hoy no hemos visto ni un solo ejemplar.

Por fin, aparece ante nosotros la garganta de Galín-Gómez que vamos a remontar hasta el circo
    Gyps fulvus - Buitre leonado

Seguimos avanzando en dirección a la cuerda del Risco del Águila ahora por una senda, que pronto nos embocará a la garganta.

Nos hemos detenido a disfrutar del panorama, y nos percatamos de que unos cuantos Buitres leonados están cicleando sobre nuestras cabezas.

Griffon vulture     

Tras varios minutos de observación y fotografiado, les dejamos en la zona pues parece que tienen predilección por este espacio abierto, justo en el lugar donde comenzamos el descenso a la garganta.

Ojolince toma la senda que conduce a la garganta de Galín-Gómez
Esta senda nos hace perder altura con facilidad y su cómodo trazado nos permite prestar la debida atención a todo lo que nos rodea.
 Ojolince llega a la portela que da paso a la majada de Anselmo
'Ojolince' es el primero en decir... ¡Mira allí, en esas piedras! ¿No ves una Cabra montés?
A 'eSrá' le cuesta localizarla pero, por fin.. ¡ahí está! no una, ni dos, ni tres, sino un buen grupillo descansando en la soleada ladera que hemos dejado atrás mientras bajábamos.  
Refugio de Anselmo, de parada obligada     
Poco antes de llegar al refugio nos cruzamos con tres montañeros que vienen de vuelta, suponemos que han pasado la noche en él.

Cuando llegamos, son otros tres los que nos saludan y siguen camino a la laguna.

Nos quitamos mochilas y hacemos un buen descanso, el entorno y el lugar lo merecen.

Excremento de zorro (parasitado)
Ahora es 'eSrá' la localizadora.
Un excremento que bien pudiera ser de zorro (según las apreciaciones de nuestro entendido amigo Juanjo Cebrián, a quién hemos consultado y agradecemos su ayuda) se encuentra en la zona.
Al parecer, el individuo está parasitado por algún tipo de Cestodo (gusano acintado) pues las heces están llenas de huevos.

De nuevo 'Ojolince' localiza un buen rebaño de Cabra montés. Están al otro lado del arroyo de Galín-Gómez.

Capra pyrenaica victoriae - Cabra Montés
El Azafrán serrano comienza a abrirse al sol   

Otras bellezas empiezan a mostrar sus encantos...

Los crocus que a primera hora encontrábamos cerrados, van abriendo sus pétalos color malva, a medida que el sol va cobrando fuerza.

Ya es mediodía y pretendemos llegar a la laguna a buena hora para comer. 

Retomamos senda, no sin visitar antes la fuente de frías aguas que mana junto al refugio.

Una vez bien aprovisionados, comenzamos a remontar la larga garganta hasta el circo.

Zoom a algunas de las cumbres que cierran el circo. El Juraco (izda.) y La Covacha (dcha.)
La cuerda del Risco del Águila a nuestra derecha y el arroyo de Galín-Gómez a la izquierda, son los dos acompañantes durante este trayecto.
'Ojolince y Sra.' guardábamos un bonito recuerdo de esta garganta. Hoy nos está resultando ¡Grandiosa!
La cascada junto a la que pasamos más adelante, está parcialmente helada

Ptyonoprogne rupestris - Avión roquero     
De nuevo nos detenemos porque ha hecho acto de presencia un pequeño bando de Avión roquero.
¡A ver si 'Ojolince' consigue parar a alguno!

Al recuento de aves debemos añadir una pareja de Cuervos y otra de Chova piquirroja, además de un Cernícalo vulgar en altura.

El arroyo se ensancha formando grandes pozas de singular belleza
Este idílico entorno es el paraje elegido por una pareja de Mirlo acuático.
Y... ¡¡No es para menos!!
'Ojolince' tras salvar el arroyo, se dirige hacia el circo   
La capa de hielo se fractura junto al curso de agua      

En más de un tramo avanzamos sobre enormes placas de hielo semicubiertas de nieve nueva que, con seguridad, se susentan en pozas y pequeñas lagunas.

Tenemos que ir con mil ojos, si no queremos darnos un chapuzón invernal.

Ya se distingue el antiguo refugio, próximo a la laguna del Barco
      'eSrá' dentro del antiguo refugio, en ruinas

Llevamos cerca de cuatro horas caminando y estamos llegando al circo.

La laguna aparece completamente helada, justo detrás de este refugio en ruinas.

Ahí la tenemos...

Al fin, 'Ojolince' llega a las inmediaciones de la Laguna del Barco
La belleza del lugar nos deja absortos unos minutos. Sin duda, hay que venir a este circo, al menos una vez en la vida.
Circo y laguna de Galín-Gómez o del Barco a 1.800 mts.
Los montañeros que saludamos en el chozo de Anselmo también han llegado y, al otro lado de la laguna, vemos descansando a un trío de esquiadores.
'Ojolince y Sra.' embelesados sobre la helada Laguna del Barco
Vamos a reponer fuerzas, en este paradisíaco lugar, pero...
¡¡Qué traicionera es la montaña!!
No hemos hecho más que empezar el almuerzo y comienzan a aparecer grandes nubes que, en cuestión de minutos, ensombrecen el circo.
El viento sopla cada vez más fuerte, aportando nubes de forma constante.

Una última mirada y nos despedimos de circo y laguna
Panorámica de las cumbres del circo de Galín-Gómez o del Barco
El resto de montañeros también se ha puesto en marcha. Nos queda un largo camino de vuelta y el sol, ya no nos alienta como hiciera esta mañana.
Aunque... otros son los placeres que nos regala esta garganta.
Pareja de Mirlo acuático entregados a las artes de cortejo
La pareja de Mirlo acuático que viéramos fugazmente de camino a la laguna...
      Cinclus cinclus - Mirlo acuático

... ahora, embebidos como están en su cortejo,  nos permite el acercamiento y mantiene entretenidos durante un buen rato.

No paran de perseguirse y zambullirse.
Y, cuando se detienen uno frente al otro, es para hacer una especie de baile arriba y abajo, muy curioso.

Dejamos en su idílico entorno a la parejita y proseguimos camino
Una mirada atrás nos demuestra que el circo ha sido totalmente ganado por las nubes.
 Nos hemos entretenido mucho y ya no queda nadie en la garganta.
No importa. Conocemos el camino y, de este modo, le disfrutamos con tranquilidad.
La sierra de Béjar al fondo, completamente cubierta 
Del refugio de Anselmo, ganamos la cuerda del Risco del Águila desde donde la pista nos guía de vuelta sin complicaciones, a puerto Umbrías.

La sierra de Béjar también ha quedado completamente cubierta.

El camino de vuelta guarda aún, algún secreto por desvelar...

    Flammulina velutipes ¿?

Y, seguro que son muchos los que 'Ojolince y Sra.' dejamos atrás pero, el día llega a su fin y habrá que reservarlos para otra ocasión.


PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO


DISTANCIA TOTAL -> 22,00 Kms.
ASCENSIÓN ACUMULADA -> 684 mts.
TIPO DE TRAZADO -> Lineal 
DIFICULTAD -> Media
TIEMPO TOTAL -> 8 h. 15'


El recorrido seguido está dibujado en linea roja
GRÁFICA DEL RECORRIDO
La ruta en verano puedes leerla aquí GARGANTA DE GALÍN-GÓMEZ Y LAGUNA DEL BARCO
Es... ¡Como si hubiéramos ido a un lugar diferente! ¿Qué opinas?
Ojolince y Sra.
 **SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

25 comentarios:

  1. Es preciosa también en invierno. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Damos fe de ello, Teresa!
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  2. Que buena !!!!. esta es de las que me gustan pa ir con los cuñaos, eso de poder dormir en la montaña nos apetece bastante, a ver cuando les pillo y les convenzo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea, Luis. Sabemos que en el chozo de Anselmo se pernocta pero no hemos sido capaces de abrir la puerta ninguna de las dos veces que hemos ido a la laguna. Si váis, infórmate antes... no sea que haya que pedir la llave.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  3. Precioso lugar y vaya variedad de todo, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, Ánder.
      ¡Variedad de todo y eso que aún no ha entrado la primavera!
      Un saludo desde Pucela.

      Eliminar
  4. Que preciosidad de imágenes.. Y vaya rebañito de cabras que os encontrasteis.. Muy bonita la ruta..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el camino fue una auténtica gozada de paisaje y... encuentros.
      Muchas gracias, Ana. Un saludillo.

      Eliminar
  5. Esta vez habéis estado cerca (en línea recta) a nuestra casa en la Vera porque la Covacha casi se ve desde nuestra ventana.

    Encontrar la pareja de mirlos acuáticos en un sitio tan impoluto y pristino habrá sido una gozada.

    Cheers
    Sam & Dave

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, en línea recta! Pero, estaba aquello como para ponerse a subir y bajar a tu pueblo.
      La parejita de Mirlo acuático se comportó de maravilla, como dices.. fue una auténtica gozada. Estas ocasiones hay que saborearlas, por lo que se nos hizo un poco tarde y nos quedamos solos en la garganta.
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  6. Vaya día más bueno que habeis pillado. Las fotos muy guapas, haciendo justicia a ese lugar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta las dos de la tarde día de sol y luz poderosos; después comenzó a llegar el batallón de nubes que nos hizo imposible sacar algo decente. En esas condiciones, se necesitan conocimientos de fotografía como los tuyos.
      Un saludo Miguel Angel.

      Eliminar
  7. Menuda ruta os habéis brindado pareja !
    Vaya lugar paradisiaco el entorno de la laguna. Desde luego, como dices, hay que visitarla por lo menos una vez en la vida. Lo merece !!. Por mi parte es otra cosa más ( entre tantas ) de lo que me queda pendiente. Buen reportaje de la pareja de Mirlos.
    A las Cabras montesas yo también las tengo ganas. Menudo grupo pillasteis !
    Y que suerte tuvisteis con el tiempo. Las nubes os dejaron disfrutar del circo glaciar el tiempo suficiente para recrearos antes de echar el telón...
    Y las cumbres que se yerguen al fondo...tienen muy buena pinta.
    En un futuro estos valles y picos merecen ruta de fin de semana completo.
    Vaya que sí !
    Un abrazo:
    Kike

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verano pasado fue la primera ocasión en que nos acercamos a conocer esta garganta y circo de Gredos y, la verdad, es que nos sorprendió por su espectacularidad y, porqué no decirlo, la tranquilidad que se respira en este paraje, muy poco conocido y frecuentado, al contrario que el macizo central de Gredos.
      Al regreso de la ruta en verano, veníamos pensando lo imponente que debería de ser esta garganta en invierno y... así ha resultado.
      Claro que, un recorrido integral por sus cumbres, en veranito..
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  8. Pedazo reportaje! Algunas fotos son excepcionales. De verdad que os felicito. Los paisajes dejan sin palabras. Y para rematar, una pareja de mirlos acuáticos sin daros importancia.

    Ya sabéis que ando entre dos lugares y eso me impide salir a la montaña como me gustaría, lo hago más entre semana alguna tarde pero con pocas horas de luz de momentoTengo varias rutas en mente que me gustaría enseñaros del Alto Sil. Ya es hora de subir a las más altas. A ver si puedo pronto. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.
      Nos alegra saber que aún sacas un poquito de tiempo para pasearte por nuestro blog y es muy de agradecer.
      Esta primavera hemos de vernos!! Sin duda haremos un hueco y nos desquitaremos, acompañándote a conocer alguna de esas cumbres, brañas, collados... que tan deslumbrantes nos muestras en tu blog.
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  9. Que buena entrada y fotos. La ruta es una pasada... como echo de menos el senderismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso, Kique, se le puede poner remedio...
      Muchas gracias, viniendo de ti, es todo un elogio.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Me ha encantado la lectura de este reportaje invernal. Unos paisajes especiales los que ofrece el circo de la Laguna del Barco donde la nieve resalta la espectacularidad del entorno. Envidiable ruta con numerosas sorpresas para el montañero que se acerque por ahí.
    Lo habéis disfrutado y nos lo hacéis disfrutar compartiendo vuestra experiencia. Gracias.
    Un saludo,
    Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La garganta y circo de la Laguna del Barco son realmente imponentes y más, si cabe, en la estación invernal.
      Todo aquel que se acerque a disfrutar de este paseo seguro que vuelve con una amplia sonrisa en los labios, tras haber quedado embebido en la belleza del entorno y haberse sentido acompañado, casi en exclusividad, de algunos de los pobladores de estos parajes.
      Nos alegra que hayas pasado un buen rato visionando la experiencia, Javier.
      'Ojolince y Sra.' te dedicamos un hasta pronto y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Un día espectacular para visitar las altas montañas nevadas de Gredos. Ya veo que os habéis dado un largo paseo por el alto valle hasta llegar a la laguna, donde sen ven grandes trozos de hielo. Por el camino se ven buitres leonados, mirlos acuáticos y cabras monteses que no se asustan de las personas... Eso quiere decir algo. Y las espectaculares panorámicas de la zona, que invitan hacer una visita por la zona, cuando llegue la primavera templada y húmeda. Enhorabuena por el artículo. Un saludo a `Ojolince y Sra.´

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Apetecible el paseo al circo de la laguna del Barco en cualquier época del año!
      Esta garganta, y alguna otra, son de las menos frecuentadas de Gredos, lo que nos favorece y agradecemos sobremanera los observadores de flora y fauna.
      Muchas gracias, nos alegra que te haya resultado interesante el artículo.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  12. Un día espectacular para visitar las altas montañas nevadas de Gredos. Ya veo que os habéis dado un largo paseo por el alto valle hasta llegar a la laguna, donde sen ven grandes trozos de hielo. Por el camino se ven buitres leonados, mirlos acuáticos y cabras monteses que no se asustan de las personas... Eso quiere decir algo. Y las espectaculares panorámicas de la zona, que invitan hacer una visita por la zona, cuando llegue la primavera templada y húmeda. Enhorabuena por el artículo. Un saludo a `Ojolince y Sra.´

    ResponderEliminar
  13. Saludos de Lanchero desde Comando Senderista.
    Seguramente que alguna de nuestras próximas rutas nos acerquen hasta estos hermosos parajes, ya que después de leer y disfrutar de esta maravillosa Laguna del Barco que nos presentas, se desatan las ganas de pisar y otear esta maravillosa Sierra de Gredos.
    Como siempre daros las gracias por hacerme disfrutar tanto con vuestras aventuras.
    Un saludo muy grande de Lanchero para Ti y tu Sra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gredos, en cualquier estación, tiene paisajes únicos en belleza y magestuosidad.
      Sólo hay que saber tomarse con tranquilidad sus largos recorridos para disfrutar de una magnífca jornada entres sus cumbres o, sobre ellas, como prefiramos.
      Esperamos nos cuentes tu aventura si el Comando Senderista se adentra en este macizo montañoso.
      Muchas gracias a ti por tu visita y un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar