.

.

La Peña de los Paseantes y los bosques del valle Estrecho

Domingo, 1 de Noviembre de 2015
Avanzado el otoño, apetece dar un paseo por los bosques, valles, colladas y peñas del entorno de Cervera, dentro del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre.
El arroyo del Valle invita al paseo. Sigámosle curso arriba    
No se nos hace difícil madrugar en domingo cuando sale tan agradable como el de hoy, primero de Noviembre.
  Salvia pratensis - Salvia de los Prados

Tras la obligada parada en Cervera de Pisuerga, nos acercamos a uno de los tranquilos pueblos del valle Estrecho.

Milpiés,
paseándose por la barandilla del puente de Ventanilla
Ventanilla, que así se llama la localidad, está en la cola del embalse de Ruesga y rodeado de inmensas praderas; además, cuenta con un bonito puente para salvar las aguas del río Rivera.
    Cinclus cinclus - Mirlo acuático

Son varias las ocasiones en que nos hemos detenido en él y siempre nos hemos visto bien acompañados.

Hoy, no quería faltar a su cita, la pareja de Mirlo acuático que 'Ojolince' fotografía con gusto.

El sendero, junto al arroyo del Valle, no puede estar mejor flanqueado

Cruzando el río Rivera, tomamos la pista que sube hacia la iglesia de San Adrián camino del cementerio y, sin desviarnos, nos hace transitar curso arriba junto al arroyo del Valle.

El camino pronto comienza a serpentear para internarnos en un magnífico hayedo mediante una pindia subida.

El desnudo hayedo nos recibe... 
... y también sus habitantes.
Lycoperdon echinatum - Cuesco de lobo o Bejín erizado
Entre las hojas caídas de hayas y robles asoma un 'Cuesco de lobo'.
El globoso carpóforo de este hongo está completamente recubierto de espinas o púas unidas por un trazado piramidal, lo que le confiere ese aspecto de erizo.

El arroyo del Valle serpentea en su descenso por esta sierra
Cervus elaphus - Ciervos... ¡a la carrera!    

En lo más frondoso del bosque las especies arbóreas se diversifican.

Avellanos y Mostajos, junto con Robles, Acebos y algunos buenos ejemplares de Tejo dan como resultado un bosque mixto de gran interés.


      Taxus baccata - Tejo, un ejemplar señorial


Un Trepador azul desciende al suelo para escudriñar entre la hojarasca e intentar dar con algún preciado fruto que llevarse al pico.

Sitta europaea - Trepador azul    


Poco a poco, el bosque se vuelve menos denso y comienzan a predominar los robles que aún conservan sus secas hojas en las ramas.
Quercus pyrenaica - Roble melojo o rebollo
El sendero sigue en ascenso y gira a nuestra derecha para situarnos sobre la cuerda de esta sierra a 1.450 mts. de altitud.
'eSrá sobre uno de los castros de la majada de la Corva    
El bosque ha quedado bajo nuestros pies y dominamos una amplia panorámica a uno y otro lados.

Nos aproximamos a la majada de la Corva donde las vistas de la sierra de Peña Labra son excepcionales.


Magníficos los bosques del valle estrecho; abajo Ventanilla y el embalse de Ruesga y al fondo la sierra de Peña Labra
A nuestra espalda, hacia el sur. El valle de Tosande y la sierra de la Peña
Rodeando la peña que tenemos por delante, llegamos al collado de la Corva.
Podríamos seguir todo recto en dirección sur por la pista-cortafuegos, pero nos resulta más apetecible perder unos metros y bajar a conocer el valle contiguo.
'Ojolince' llega al pilón que hay en la cabecera del valle del arroyo Valdecadero
Desde aquí, la ascensión a la peña de los Paseantes resulta más atractiva e interesante.

Sin prisa, vamos remontando la soleada ladera más oriental de esta peña, donde la vida se preserva en otoño.

Podarcis muralis - Lagartija roquera
Entre pequeñas matas de Albahaca agreste Acinos alpinus y Arzolla de roca Jurinea humilis, Vellosillas Hieracium pilosella y ClavelinasSalvia de los prados Salvia pratensis y bonitas Cincoenramas Potentilla reptans aún en flor, se despereza una 'roquera'.

Esto es síntoma del buen día con el que nos vemos agasajados.

    Eresus kollari - Moteada saltadora ♂
Alguna Chicharra de montaña, un macho de Moteada saltadora y hasta una Avispa a la que parecía quedarle pocas fuerzas, podemos observar durante este entretenido trayecto que nos lleva al collado de la peña de los Paseantes al que hubiéramos llegado en pocos minutos por la pista-cortafuegos.

La peña de los Paseantes desde el collado que lleva su nombre. Al fondo a su izquierda, asoma el 'Curavacas'
Eso sí, vengamos por un lado u otro, las vistas no nos las quita nadie.
Ahí tenemos a la elegante Peña Redonda, dueña y señora de estos lares
Y un poco más a la derecha...
'Ojolince' asomado al valle del Monte, con vista a las grandes cumbres de la Palentina
Desde el collado rodeamos la peña de los Paseantes por su izquierda y en un plis-plas estamos arriba.
'Ojolince y Sra.' en la Peña de los Paseantes a 1.643 mts.
No se trata de una gran elevación, pero es indiscutible que goza de un privilegiado emplazamiento.

Es el mejor balcón sobre el valle Estrecho desde Santa Lucía hasta el embalse de Ruesga, y desde él podemos obtener una de las mejores vistas de las sierras de Peña LabraPeña Sagra y los cordales de Fuentes Carrionas con sus emblemáticas cumbres.

    'Ojolince' toma el sendero en dirección al collado Burrián
Una vez dado el mejor de los repasos a esta orografía, bajamos al collado Burrián para desplegar la intendencia que ya es hora de comer.

En la cima de la peña de los Paseantes corría el aire pero en el collado, estamos resguardados y podemos almorzar cómodamente mientras seguimos disfrutando del panorama.

El valle del Monte nos espera ahí abajo. Al fondo, el Curavacas    
No es la primera ocasión que almorzamos en este collado, pero sí procedentes de Ventanilla, a donde pensamos regresar pasando por San Martín de los Herreros.
    Escasea la luz bajando por el hayedo
Emprendemos la marcha bajando por el hayedo que alcanza las inmediaciones del collado Burrián.

Este hayedo, desnudo de hoja, nos brinda un almohadillado camino en el que, de vez en cuando, asoma un ejemplar de curioso sombrerillo.

A ver quién nos ayuda a ponerle nombre...
Y, entretenidos como vamos, mirando bien donde poner el pie no vaya a haber un profundo agujero bajo las hojas...

...la bajada nos da una tregua y conseguimos enfocar el horizonte.

¡¡La vista nos deja perplejos!!

El otoño no puede estar mejor representado que en este 'valle del Monte'
El paseo se convierte en una auténtica delicia, y nos conduce a la majada de Brañosera.
Las aguas del arroyo del Monte crean un agradable entorno en la majada de Brañosera
Algunos acebos con sus frutos carmesí, adornan nuestro sendero


El sendero discurre junto al arroyo del Monte que baja ahora más tranquilo camino de San Martín de los Herreros, donde cederá sus aguas al río Rivera.


Amanita muscaria - Falsa oronja, 'Matamoscas'

Además de las setas bajo las hojas del hayedo, toca ahora distinguir las que crecen en la linde del camino.

Algunos Champiñones Agaricus campestris, Parasoles Macrolepiota procera y Falsas oronjas Amanita muscaria, somos capaces de diferenciar.

También las que crecen en el excremento vacuno como el Paneolo anillado Paneolus semiovatus.

¡Todo un mundo, interesante y complejo el reino Fungi!

Al arroyo del Monte se le une ahora el arroyo Porciles que baja de las faldas de peña Urtejas. En este lugar hay otra majada con una bien conservada cabaña.

Cabaña-refugio del Monte    
Clematis vitalba - Hierba de los Mendigos (frutos)   

Dejamos atrás la majada y continuamos sendero por la margen derecha del arroyo.

Poco más adelante se encuentra la antigua mina, con dos buenos vigilantes que la guardan.

Antigua mina abandonada...
    ...y zoom a los dos vigilantes

Desde aquí, pocos metros nos faltan para entrar en San Martín de los Herreros.

Tras atravesar el río Rivera por su ancho puente, recorremos la travesía principal del pueblo y salimos de éste por la carretera a Ventanilla P-210.

Cruzamos el ancho puente sobre el río Rivera para entrar en San Martín de los HerrerosRecorridos unos 700 mts. de carretera, tomamos la derivación a nuestra derecha cruzando un pequeño puentecillo sobre el río Rivera.
Motacilla alba - Lavandera blanca o Aguzanieves  

El trazado que tomamos forma parte del Sendero Histórico GR-1 que recorre la península de este a oeste, por el norte.

'Ojolince y Sra.' vamos a emplear el tramo que une San Martín de los Herreros con Ventanilla, para así volver a nuestro punto de partida.

Algunos tramos del GR-1 se convierten en auténticas praderías aprovechadas por el ganado y otros moradores
      Pyrrhocorax pyrrhocorax - Chova piquirroja
Estas praderías proporcionan alimento a una buena cabaña ganadera con la que nos vamos topando, durante todo el trayecto.

Una pareja de Chova piquirroja ha encontrado en ellas el lugar idóneo para buscar su alimento, los invertebrados, que a veces obtienen escudriñando los excrementos vacunos.

'Ojolince' avanza, junto al río Rivera, en dirección a Ventanilla
El camino nos aproxima al río Rivera y vamos junto a él durante un tramo en el que vemos salir de su cauce una hermosa Garza real junto a un Ratonero, ambos moradores de este bonito lugar.
El ganado vive en armonía con el entorno ¡Maravilloso lugar!
Y así, relajados y muy contentos de haber decidido venir a estas tierras palentinas a disfrutar del otoño, cerramos el círculo llegando a Ventanilla.
PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
El recorrido seguido está dibujado en linea roja
DISTANCIA TOTAL -> 15 Kms.        ASCENSIÓN ACUMULADA -> 974 mts.
TIPO DE TRAZADO -> Circular        DIFICULTAD -> Media - Baja
TIEMPO TOTAL -> 6 h. 30'        DESCARGA DEL TRACK
GRÁFICA DEL RECORRIDO
Un placer recibir vuestra visita. Hasta pronto.
'Ojolince y Sra.'
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

16 comentarios:

  1. Bueno, no siempre es fácil madrugar, aun un proyecto tan apetecible en mente (como decía Thomas Hardy: “though pressure spurred, I rose with irk”) pero en este caso ha valido la pena con creces.

    Cheers
    Sam & Dave

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así al menos lo pensamos 'Ojolince y Sra.'
      Muchas gracias por tu visita e incondicional apoyo, Sammy.
      Un abrazo para Sam & Dave

      Eliminar
  2. Estupendo recorrido , como siempre lleno de detalles y comentarios enriquecedores de flora y fauna. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El resultado de una jornada otoñal 'de lujo' por la montaña Palentina.
      Muchas gracias por tus palabras de apoyo, Francis.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  3. Que tonos mas bonitos. Una preciosidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutamos de ellos 'a placer'.
      A 'Ojolince y Sra.' nos alegra que así te lo parezca.
      Un saludo de vuelta.

      Eliminar
  4. Aquí demostráis que no es necesario subir una gran cumbre para hacer una agradable ruta por la montaña. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, Luis.
      Eso sucede en muchas ocasiones, sólo hay que emplearse a fondo con todo lo que nos enseña la naturaleza!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me detengo en cada foto, en cada detalle de esta tranquila ruta. Un delicioso paseo en el que incluís la Peña de los Paseantes. Habéis disfrutado de todo. Qué maravilla de paseo sin necesidad esta vez de alcanzar cumbre de renombre. A veces también apetece un paseo relajado y disfrutar sin prisas. Así lo reflejáis con el ameno texto y fantásticas fotos. Me encanta la última de todas, con la relajante pradera y el perfil de esa soberbia montaña que aparece al fondo. Seguro os vino al recuerdo: “esta ya la tenemos conseguida”. Ahora ya la miráis con otros ojos desde donde quiera que sea.
    Un abrazo,
    Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decimos en el relato, envidiable nos parece el entorno en el que transcurre la placentera vida del ganado y demás pobladores de la zona. Esas amplias praderías surcadas por arroyos de buenas aguas y ese respaldo de bella orografía, hacen que nos maravillemos de tener semejante naturaleza a nuestra disposición.
      Sólo nos queda tener salud y el tiempo necesarios para ir, poco a poco, descubriéndola.
      Y, si es como algunos de estos buenos retos que mencionas, en tan agradable y experimentada compañía... doblemente satisfechos.
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  6. Una ruta espectacular, con variados contrastes de montes y altas montañas. Con una luz limpia y clara. Cómo se nota que por esas montañas no hay contaminación atmosférica. En la que no han faltado innumerables detalles en forma de aves, elementos arquitectónicos rurales, insectos, flora... Sólo ha faltado ver al oso... Y hacerle una fotografía.
    Enhorabuena por este maravilloso reportaje de esta zona tan interesante, que algún día habrá que visitar.
    Un saludo a Ojolince y Sra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos faltó de casi nada, es cierto.
      ¡Ojalá el oso anduviera campando por estos montes que fueron su cobijo en otro tiempo!
      Muy agradecidos por tu apreciación del relato, se nota que disfrutas con los pequeños detalles que a 'Ojolince y Sra.' tanto nos gusta encontrar en nuestros recorridos, sin hacer de menos ¡por supuesto! a la grandiosidad del medio.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  7. De nuevo, un placer seguir vuestros pasos por esta hermosa provincia palentina, decorada con las mejores galas otoñales a través de tu magnífico seguimiento fotográfico con todo lujo de detalles que se cuelan en estos emblemáticos valles de Fuentes Carrionas.
    Como siempre y en tu línea, espectacular el reportaje.
    Un saludo de Lanchero desde "Comando Senderista" y aprovecho para felicitaros la Navidad y el deseo de un Feliz 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que tu valoración de la crónica sea tan positiva porque, a fin de cuentas, es lo que pretendemos con el blog, transmitir ese disfrute que 'Ojolince y Sra.' sentimos durante nuestros paseos por el monte.
      Te agradecemos la visita y ¡como no! también te deseamos que pases unas Felices Fiestas en compañía de tus seres queridos, entrando con buen pie en el nuevo año que ya tenemos, ahí... a la vueta de la esquina.
      Un saludo a todo el Comando Senderista de parte de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  8. Que hermosa reseña!
    Joaquín de Burgos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría leer tu comentario!
      A seguir disfrutando del monte, Joaquín.
      'Ojolince y Sra.' te deseamos feliz salida y entrada de año.

      Eliminar