.

.

Peñacorada desde Cistierna

Sábado, 23 de Septiembre de 2017
Al fin concluye el parón montañero del verano y nos vamos a Cistierna a subir Peñacorada, montaña emblemática para los vecinos de esta localidad que descansa a los pies del macizo.
'Ojolince y Sra.' en la cima de Peñacorada a 1.835 mts.
Crocus serotinus - Azafrán tardío o de otoño,
de filamentos amarillos      

A la cumbre de Peñacorada puede llegarse desde varios pueblos. Como ésta va a ser nuestra primera ascensión, decidimos hacerlo desde el propio Cistierna.

Aparcamos en la parte alta del pueblo, en el centro Geriátrico, donde a las 10 de la mañana reina una paz absoluta.

'Ojolince' en el inicio de la senda donde se encuentra el primer poste de madera
      Ganamos altura muy poco a poco por la pista del pinar
La ruta está balizada y en los postes consta la leyenda: Perimetral Peñacorada Nº4, al tratarse de una clásica ascensión.

El camino nos introduce en un pinar de repoblación de Pino silvestre donde, a esta hora, el rocío de la mañana ha generado un fresco y húmedo ambiente, que agradecemos.

Macrolepiota procera - Parasol      
Al discurrir por la vertiente noroeste del macizo, nos vamos encontrando pequeñas escorrentías y algún que otro manantial que hacen de este bosque un oasis de vida, después de un verano tan seco como el que hemos padecido.

Poco a poco, ganamos altura y los silvestres comienzan a estar mezclados con algunas hayas.

'eSrá' descansa en el asiento que le ofrece una de las primeras hayas del recorrido
La pista avanza en dirección este y pronto llegamos a una captación de agua donde hay un pilón de buenas dimensiones.
En 'El Travesal' disfrutamos de la vista hacia los valles de Sabero y la montaña central leonesa
      Crocus serotinus - racimo de Azafrán de otoño
En este punto abandonamos la pista, tomando el sendero que sale a mano derecha entre espinos, fresnos, sauces, hayas y serbales, bien alimentados por las aguas del arroyo Redimora.

A los 3,5 kms. de recorrido llegamos a collado de los Ratones  donde se abre ante nosotros un magnífico panorama de cumbres de la Montaña Palentina.

'eSrá' en el collado de los Ratones a 1.440 mts., con el Espigüete y el Curavacas al fondo
Anthyllis vulneraria ssp. alpestris
Vulneraria de flor amarilla    
Este collado separa el valle del arroyo Redimora por el que hemos subido, de la vertiente del pueblo de Fuentes de Peñacorada que ahora alcanzamos a ver.

Damos comienzo una 'pindia' subida por la ladera norte del macizo donde crecen, a uno y otro lados de nuestra senda, fuertes pimpollos de silvestre y algunas hayas.

'Ojolince' asciende desde el collado de los Ratones la pindia ladera norte, de inmensas vistas
Pocos minutos nos lleva alcanzar la cresta del macizo donde el arbolado da paso al roquedo y la rala vegetación.
El pueblo de Fuentes de Peñacorada asentado en la ladera sur de los picos Moro y Cerroso 
      Al fondo despunta Peñacorada
En dirección este, avanzamos por la cresta y podemos ver, a cierta distancia, cómo asoma nuestro objetivo, el punto más elevado de este macizo.

Salvado un pequeño collado llegamos a una gran vaguada que recibe por nombre campos de la Laguna.

Los campos de la Laguna, de buenas dimensiones, de dónde parece emerger Peñacorada
Saxicola rubetra - Tarabilla norteña,
con su distintiva ceja blanca
Salpicados del bonito Azafrán de otoño, se hace atractivo el paso por estos campos de la Laguna, que se encuentran ya a 1.650 mts. de altitud.

Bisbitas y Lavanderas, Acentores comunes y Tarabillas norteñas campan  a sus anchas por este territorio.

'Ojolince' se aproxima a Peñacorada por la ladera sur de sus estribaciones
      Lysandra coridon - Niña coridón (izda.)
Zygaena fausta - Gitana (dcha.)

Una vez atravesados los campos de la Laguna, avanzamos por la ladera sur de las estribaciones de la gran elevación.

La soleada ladera tiene actividad de lepidópteros en las escasas flores que encontramos a nuestro paso.

Hipparchia semele - Sátiro común      

Al fin, llegamos a la base de la Peña que se encuentra a 1.700 mts de altitud y es donde arranca una senda que nos ayudará a salvar el desnivel que nos queda.

'eSrá' al comienzo de la subida a Peñacorada.
El panorama ¡promete!
  'Ojolince' se aproxima a la primera elevación de Peñacorada

Paso a paso, vamos ganando terreno a la cresta.

Y pronto nos vemos encaramados en la primera elevación.


'Ojolince' a pocos metros de coronar Peñacorada    

Bordeándola por la cara norte, la senda, algo más aérea, nos eleva a la cima, sin mayores dificultades.

'eSrá' en la cumbre de Peñacorada a 1.835 mts. con vértice geodésico y 2 buzones.

Hacia el norte los Mampodres, las Pintas, el Yordas... ¡hasta Torre Santa alcanzamos a ver!
    Timarcha tenebricosa - Coleóptero de nariz sangrante

No estamos solos en la cima de Peñacorada.... hormigas, coleópteros, zapateros, abejas y abejorros, moscas...

Un batallón de insectos aprovecha las horas centrales del día con febril actividad.

Cephenemyia stimulator - Mosca de las narices del corzo

La Mosca de las narices del Corzo, de alas transparentes y llamativa banda transversal negra del tórax, es una especie frecuente en Centro-Europa pero de la que, hasta hace relativamente poco, no existían citas en la península.


Al noreste el alto Cea y al este el Espigüete y el Curavacas nos saludan de nuevo
La larva necesita del Corzo como hospedador específico, provocando en los animales parasitados problemas respiratorios y dificultades para alimentarse.

'Ojolince' en descenso con vista al oeste: Susarón, montes de San Isidro, Correcillas o Polvoreda y, allá al fondo, Peña Ubiña.
      Lampides boeticus - Canela estriada

Durante el almuerzo y el cresteo de bajada seguimos en compañía.

Una pareja de Chova piquirroja  nos deleita con sus acrobáticos vuelos y sonoros reclamos.
Además, varios son los Buitres leonados que están cicleando en las inmediaciones de nuestro cordal.

Tampoco está nada mal la vista de Peñacorada que dejamos a nuestra espalda
Bordeamos las estribaciones de Peñacorada, ahora por su ladera norte, caminando sobre el paraje denominado 'los Cuatro Vientos'.
En los Cuatro Vientos 'Ojolince' fotografía el valle de Fuentes de Peñacorada
y su bosque que 'trepa' ladera arriba
Así, llegamos al punto de unión con la ruta de subida, en la vaguada de campos de la Laguna.
    'Esrá' en la vaguada de campos de la Laguna, rodeada de azafranes

Sobre el papel, habíamos valorado la opción de variar el camino de regreso a Cistierna si, como es el caso, llegábamos con tiempo suficiente a esta vaguada.

Crocus serotinus - Azafrán de otoño,
variedad de tépalos blancos

Son las cuatro y consideramos que aún tenemos tarde de sobra para explorar un nuevo camino de retorno.

Ponemos rumbo suroeste y vamos descendiendo por una quebrada bastante despejada de vegetación.

Esta quebrada ha sido abierta por el arroyo del Molino, que baja hacia el valle creando una profundo barranco.

'Ojolince' camina en dirección SO, junto al lecho del cauce abierto

En pocos minutos hemos descendido casi 100 mts. y debemos abandonar dicha garganta para cambiar de valle.

Tenemos ante nosotros la ladera este de peña Mayor y no lo dudamos.. ascendemos a su cumbre de vistas excelentes.

'eSrá' en la cima de Peña Mayor de 1.704 mts. (no tenemos la certeza de que éste sea su nombre) con vista a Peñacorada    
'Ojolince' estudia la mejor forma de llegar al collado Lero,
que ya se ve al otro lado de esta garganta
Al bajar de peña Mayor, continuamos descendiendo, ahora en dirección oeste, para atravesar una nueva garganta.

Al otro lado de ésta se encuentra el collado Lero al que nos dirigimos.

Salvada la garganta, encontramos una senda para alcanzar el collado Lero
Hipparchia semele - Sátiro común      
El collado Lero se encuentra a 1.454 mts. de altura.

Es la vía de paso al valle del arroyo de Arrón, por el que podemos descender hacia Cistierna.

Desde el collado Lero tenemos un descenso muy entretenido por el valle del arroyo Arrón
      Zygaena fausta - Zigena o Gitana
Boloria dia - Perlada violeta
sobre Senecio jacobaea
















El camino, aunque no muy definido, nos lleva entre robles, quejigos, encinas, acebosespinos, rosales.. Nos alegra descubrir además de las Merenderas, alguna Hierba de Santiago en buena floración y con inquilinos.
Un roble de notables dimensiones y copa espectacular ¡Qué belleza!
Abrevadero seco del arroyo Arrón      


Un poco más abajo, a unos 1.300 mts. de altitud, llegamos a un abrevadero.




Lysandra coridon 
Niña coridón

En lo que llevamos recorrido por esta vertiente, no hemos visto ni un atisbo de agua.

El pilón y el caño de este abrevadero están completamente secos.

Aún así, los grandes árboles de este valle no defraudan y nos muestran su poderío y belleza.

Abandonamos el valle de Arrón tomando un camino que, en dirección oeste, nos lleva por la falda sur de las cumbres de Canales.

Quercus fagineaQuejigo,
de amplia copa y con buena densidad de hoja
Sciurus vulgaris - Ardilla común,
en uno de los Pinus sylvestris      
A los 1.200 mts. de altitud nos encontramos con el pinar de Silvestres y la larga pista que discurre sinuosa y, sin pérdida, hasta Cistierna.

PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO

DISTANCIA TOTAL -> 14,50 mts.
TIPO DE TRAZADO -> Circular
TIEMPO TOTAL -> 8 h. 17'
ASCENSIÓN ACUMULADA -> 999 mts.
DIFICULTAD -> Media




El recorrido seguido está dibujado en linea azul
GRÁFICA DEL RECORRIDO
Nos ha gustado mucho nuestra visita al macizo de Peñacorada y no será ésta la única ocasión en que le visitemos.
      'Ojolince y Sra.' llegamos a Cistierna
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

8 comentarios:

  1. Ésta es la primera cumbre "seria" a la que ascendí en León, e incluso he repetido la ruta alguna vez... ¡Qué recuerdos me ha traído leer vuestra crónica! Si tenéis ocasión en el futuro, sabed que con nieve es un sitio que gana mucho...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que siempre que subimos al norte vemos esta montaña de camino, como en primer plano y sin embargo, nos ha costado un montón de años elegirla como objetivo.
      Por lo que cuentas, tú no te lo pensaste tanto al desplazarte a León. ¡Bien hecho, Alberto!
      Seguiremos tu consejo y la iremos a visitar en primavera pues la zona de los campos de la laguna debe tener mucha vida!!
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  2. Increíble la foto de las moscas de las narices del corzo; un enorme problema para el corzo, muy grave y preocupante. Como siempre la ruta preciosa y las explicaciones y fotos más. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Porqué será que a la naturaleza siempre le sobrevienen problemas de la mano del hombre?
      A ver si, en este caso, los corzos son capaces de hacerle frente a esta grave infección!!
      Muchas gracias, José. Esta enhorabuena tuya ya sabes que es muy bien recibida por 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  3. Vaya ruta mas buena y como dice Alberto, habrá que repetirla con nieve que ya hay ganas de pisarla. La mosca del corzo cada vez aparece en mas cumbres y esta toma os ha quedado genial.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Luis, hay ganas de ver la nieve y pisarla.
      Ojalá vaya cayendo agua y nieve que este año es muy deseada y muy bien recibida.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  4. ¡Esta la copio yo para el año que viene! Precioso paseo y estupendas obsevaciones, pareja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira tú por dónde que a lo mejor repetimos contigo cuando la organices, Luisfer!!
      En primavera esos campos de la Laguna deben de ser muy atractivos para numerosas especies.
      Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar