.

.

Las Acebeas y el calar de Navalperal (Sierra del Segura)

Miércoles, 2 de Enero de 2.019
¡Estrenamos año y sierra!
'Ojolince y Sra.' nos hemos venido al sur para comenzar a conocer las excelencias del Parque Natural de las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.
'eSrá' en la cumbre del pico Navalperal, dominando la inmensidad del Parque Natural
Asentados como estamos en Segura de la Sierra (Jaén) considerado y con razón, uno de los pueblos más bellos de España, hoy partimos a conocer el paraje de las Acebeas.
      Segura de la Sierra se eleva a 1.240 mts de altitud

La disposición del Parque Natural, su orografía y clima convierten a estas sierras en un enclave privilegiado, donde se dan ecosistemas ricos y variados.


Daphne laureola - Laureola, Torvisco macho    
Especialmente fresco y húmedo, y por ello de gran singularidad botánica, es al que nos dirigimos esta mañana.
Nuestro paseo parte de la misma carretera JV-7032 que une Segura de la Sierra con Siles. En el p.k. 8,4 tomamos a nuestra izquierda el desvío a Siles, por la JF-7012 señalizada hacia Las Acebeas.

Poco más adelante nos encontramos un ensanchamiento para dejar el vehículo, junto a la cancela donde da comienzo el 'Sendero de Las Acebeas' PR-A 176.


En la carretera nace la pista forestal que nos introduce al bosque
Esta zona ha sido declarada como Área de Reserva de Las Acebeas-Nava del Espino. Y cuenta con el mayor nivel de protección dentro del Parque Natural.
    El camino pasa junto a las antiguas casas forestales

Caminamos despacio, en silencio, bajo la umbría de los grandes Pinos Laricios ó Salgareños Pinus nigra ssp. salzmannii que son los dominadores de estos bosques a partir de la altitud en la que nos encontramos, a 1.300 mts.

Acebos y Laricios crecen en armonía en estos parajes
Durante el primer kilómetro vamos reconociendo las especies vegetales que crecen bajo el dosel del salgareño.

Arce granadino Acer granatenseMostajo Sorbus ariaMajuelo Crataegus monogynaEscaramujo Rosa sp.Clemátide Clematis vitalbaHiedra Hedera helixMadreselva Lonicera sp.

Avellano Corylus avellana y Acebo Ilex aquifolium en dominancia durante esta primera parte, constituyen la excepcional muestra de avellanal y acebal más meridional de España.

El suelo del bosque tapizado de frondes de helechos, eléboros, torviscos, euforbias, además de las hojas de herbáceas como fresas, violetashepáticas, llantenes, sanículasparnasias..

En menos de una hora hemos llegado al Cortijo de Las Acebeas, actual casa forestal.
'eSrá' contempla el enclave donde se asienta el Cortijo de Las Acebeas
Varios ejemplares de arce, de gran porte, crecen en el Cortijo de Las Acebeas
Bellis perennis - Chirivita      

La pista se estrecha dando un cerrado giro a la izquierda.

Mediante un zigzagueo vamos a ir ascendiendo por la falda este del calar de Navalperal.


El camino gana altura por la ladera este del calar de Navalperal, bien nutrida de laricios
    Ceterach officinarum - Doradilla
Según ganamos altura, los laricios van disminuyendo en porte y número, cobrando curiosas formas moldeadas por el viento.

Entre ellos se dejan ver Encinas Quercus rotundifolia, Quejigos Quercus fagineaOxicedros Juniperus oxycedrus y algunas Sabinas salpicadas por la ladera.

'eSrá' ensimismada, sobre un afloramiento calizo
Seguimos nuestra ascensión que, en pocos minutos, nos va a situar en un excelente balcón a la sierra del Agua y sus cerros, calares y puntas.
Panorámica desde el mirador a la sierra del Agua
      Capra pyrenaica ssp hispanica - Cabra montés


Desde aquí divisamos, al sur, la caseta de vigilancia forestal en el punto más alto del calar de Navalperal.

Antes de visitarla vamos a conocer la planicie del calar de Navalperal, y a hacer cumbre en el propio pico.


'Cabritillas'    
Avanzamos por senda en dirección norte y pronto nos encontramos con los bóvidos caprínidos que habitan estos montes.

Estamos a 1.600 mts. de altitud y el suelo se torna rocoso y seco. La vida tiene que adaptarse a las extremas condiciones climáticas, con heladas en invierno y alta irradiación en verano.

      La extensa planicie y en el centro de la imagen, el pico Navalperal
      'Ojolince' en acción. Al fondo asoma 'El Yelmo'
Plantas como el Erizón o cojín de monja Erinacea anthyllis y la Toliaga Genista lobelii han adaptado sus redondeadas formas y transformado sus punzantes hojas.

La Sabina rastrera Juniperus sabina es capaz de pegarse al suelo resistiendo los embates del viento y las grandes nevadas.

Arenaria alfacarensis - Pisapastores, formando grandes almohadillas sobre las rocas

El Pisapastores Arenaria alfacarensis tapiza la roca penetrando con sus potentes raíces en el interior y llegando a formar auténticas almohadillas de hasta un metro de diámetro.


'Ojolince' y un Pino 'bandera' próximo a la cumbre

El Pino Laricio ha sido capaz de adaptarse a estas rigurosas condiciones, adquiriendo formas achaparradas y tortuosas, moldeadas por el viento.



'Ojolince y Sra.' en la cima del pico Navalperal a 1.620 mts.
Y llegamos al reino de las magníficas panorámicas.
Al oeste otro bonito calar, el de Nava del Espino, con el pueblo de Orcera a su izquierda y la aldea de Los Linarejos a la derecha.
La vega del río Guadalimar y el bonito pueblo Torres de Albánchez
El calar es territorio de 'montesas'      



No sólo ellas son las dominadoras..

... También hacen su aparición los Reyes de los cielos.


Gyps fulvus - Buitre leonado

Dirigimos nuestros pasos hacia el sur, oteando la gran planicie de estructura alargada y delimitada por vertiginosos barrancos, que es el calar.

En ella emergen numerosos afloramientos de roca caliza, así como sumideros creados por la acción del agua.

El calar de Navalperal salpicado de laricios, majuelos, erizones, juníperos ...
      En el extremo sur del calar, la caseta de vigilancia forestal nos espera
    Promontorio donde se ubica la caseta de vigilancia forestal


Antes de llegar al alto donde se encuentra la caseta, pasamos por un cartel explicativo de las vistas de esta sierra.


Mirador de Navalperal
El Yelmo, destacado desde cualquier punto de esta sierra.
Segura 'la Vieja' elevada en el promontorio; abajo, las aldeas de Los Moralejos y Los Royos
'Ojolince' asomado en el Mirador de las Acebeas    

Un corto recorrido por senda nos conduce a otro mirador construido al pie de la caseta forestal.

Desde él, contemplamos la magnitud del bosque por el que hemos realizado la subida.

'eSrá' en el balcón de Las Acebeas a 1.646 mts. de altitud
No nos cansamos de disfrutar de semejantes balcones a esta hermosa sierra del Segura.
Descendemos por la vertiginosa ladera este del calar de Navalperal
La ruta de hoy ha sido nuestra primera toma de contacto con ella y nos ha dejado una grata impresión. A ver mañana...
PLANO Y PERFIL DEL RECORRIDO
DISTANCIA TOTAL -> 8 Kms.                  ASCENSIÓN ACUMULADA -> 372 mts.
TIPO DE TRAZADO -> Parcialmente circular   DURACIÓN -> 5 h. (la ruta se realiza en 3 h.)
'Ojolince y Sra.'
 **SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

4 comentarios:

  1. Muy bonitas imágenes... Preciosa esta zona.. Saluditos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Ana. Hemos descubierto esta sierra y nos ha parecido deslumbrante.
      Una pena qe nos quede tan lejos con todo lo que tiene que mostrarnos!
      Un saludito de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar
  2. Que buena ruta, siempre es agradable el descubrir nuevos lugares y para vosotros el encontrar flora distinta de la tierra, debe de ser especial.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Luis.
      Hemos descubierto las sierras Béticas y, como no podía ser de otra manera, nos han atrapado.
      Y eso que aún no hemos ido ninguna primavera..
      Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'

      Eliminar