.

.

Circular 7 Picos y vuelta por senda Herreros

Sábado, 16 de Octubre de 2010
Son las nueve A.M. y ya estamos en "Las Dos Castillas" del puerto de Navacerrada, nosotros y otro montón de montañeros, entrando un poco en calor porque, a esta hora, el termómetro aún marca 0 grados.
    Subida al alto de telégrafo
Nuestra intención es completar la circular recorriendo los Siete Picos y vuelta al puerto por la senda Herreros aunque hemos leído sobre las dificultades de esa senda pero, para ojolince y sra. no hay nada imposible...

La subida inicial sale justo detrás del bar hacia el alto del Telégrafo y, la forma más corta de llegar es por la pista de esquí, ahora convertida en erial de montaña helado.
Menos mal que el sol alegra el panorama dándole ese bonito color rojizo a los troncos de los pinos silvestres que pueblan estas tierras.
En pocos minutos llegamos a la pradera de Siete Picos y a la altura de la Piedra Ventolera elegimos el camino que sigue recto en dirección al pinar de subida que nos llevará al séptimo pico.
Camino recto hacia siete picos.
A nuestra izda. la senda Herreros, por la que regresamos
El frondoso pinar de subida nos deja vistas como esta, hacia nuestra espalda, con el Peñalara al fondo.
Todo el sendero se asciende entre estos bellos pinos silvestres y un sotobosque de helechos y juníperos.
Al acabar la subida podemos divisar al fondo la Virgen de las Nieves, quién nos indica que estamos próximos al séptimo pico.
Caminando un poco más, ya en ladera totalmente pedregosa, y teniendo cuidado de no resbalar con las piedras que aún están heladas, nos aproximamos a nuestro primer objetivo de esta jornada: el séptimo pico.


Que ya había sido visitado por numerosos montañeros y eso que aún estaba helado lo que hacía peligrosa la ascensión a estas primeras horas del día.

La 'Sra. Ojolince' posando con el séptimo de fondo
      'Ojolince' en la cima del séptimo
Las vistas desde el séptimo y el segundo (como habíamos leído y pudimos comprobar) son espléndidas.

La senda más cómoda para recorrer los siete picos e ir visitándoles uno a uno es la que recorre la umbría de los siete picos, y corresponde con la vertiente segoviana.

La cara sur se corresponde con la vertiente madrileña que es, como puede verse en la siguiente foto, bastante abrupta, lo que se conoce como el hueco de siete picos.
Un desnivel importante en la sierra de Guadarrama que mira hacia el pueblo de Cercedilla, desde donde salen numerosas rutas para ascender este cordal.

Nuestra senda nos lleva a contemplar bellas estampas de piedra y arbolado, mientras, poco a poco, nos vamos acercando a la famosa ventada del diablo que está situada en el tercer pico.
Éste no le subiremos sino que le rebasaremos por su derecha llegando al paso entre tercero y segundo, por donde descenderemos a la pradera de Majalasna.
'Ojolince y Sra.' entre tercero y segundo (vista de ventana del diablo al fondo a la izquierda)
Vista del segundo pico en primer plano y el resto del cordal,
desde la senda de bajada a pradera de Majalasna
Crocus sp
El descenso es rápido, y la temperatura se suaviza bastante;
claro es falda sur y además el cordal de los siete picos detiene el viento del norte que venía helado esta mañana.
Bucólico paisaje el de la pradera, llena de coloridos crocus que invitan a tumbarse (alguno hay que lo hace) a descansar o simplemente a deleitarse con el paisaje.
Pero a otros nos llama más el pico que queda a nuestra derecha, el primero de los siete, conocido como Majalasna.
      'Ojolince' en la cumbre de Majalasna



Había que tener piernas largas para alcanzar el último repecho y hacer cima.

Ojolince ¿por qué no le echas un cable a ese chico, en vez de observar con una sonrisita, como pasa apuros?
    'eSrá' se ha buscado un buen agrego en el Majalasna (2º pico al fondo)


¡Se está de cine pero, habrá que bajar, que ya va siendo hora de reponer fuerzas!
Descendemos con mucho cuidado la mole de gigantescas rocas para retomar nuestro camino de bajada, que se une a la senda de los Alevines, que es la que viene de Collado Ventoso y también pasa por aquí. Esta senda es cómoda y sencilla, sin nieve claro, y en breve llegamos a la pradera de Navarrulaque donde pretendemos comer.
Más de la una y media.
Habrá que ir buscando asiento en el restaurante. Pues ¡mira que hermosoooo!
corre ¡que no te le quiteeen!


Ojolince y sra. se adueñan del cartelón de madera que señaliza el comienzo de la senda Herreros.
Ale, saca el taper con la tortilla que tengo un hambreeeee.
Pero cuidado con los opiliones que aquí son gigantes.
Aprovechamos para echar una ojeada al plano y ver lo que nos queda...







_El itinerario seguido está dibujado en linea roja_

Comienzo de la senda Herreros desde Navarrulaque   
PERFIL DEL RECORRIDO

Distancia total -> 14 kms.
Desnivel -> 470 mts.
Tipo de trazado -> Circular
Dificultad -> Media
Tiempo total -> 7 y 1/2 horas

La senda Herreros ... ¡Bufff! ¡menudo desnivel
y con el buche lleno!
En fin, si queremos regresar a casa no habrá
más remedio que subir el macizo.

Esta senda lleva el nombre
de uno de los grandes montañeros de Guadarrama, quién la marcó:
Enrique Herreros, como consta en el punto de partida donde comimos.

A la parte inicial de la senda también
se le conoce como Camino de
la Pata la Cabra.
Este tramo no ofrece grandes dificultades, lleva el nombre de camino.
La verdadera senda da comienzo en la fuente de los Acebos y es,
a partir de ahí, cuando empezamos a sufrir diferentes complicaciones...

Arboles caídos que obstruyen el paso, duros repechos de piedra,
hitos que señalan sendas erróneas,
en fin... toda una odisea que creo que pasan la mayoría de los montañeros que suben a siete picos por aquí, al menos la primera vez.

Bueno, después de todo... ya se sabe...
***Sed conscientes de vuestras limitaciones porque la montaña pone a cada uno en su sitio***
Hasta pronto. Ojolince y sra.

5 comentarios:

  1. Buf ... que excursiones más bonitas os hacéis. Muy buenas fotos de los parajes que recorréis.

    ResponderEliminar
  2. Precioso paraje el que nos mostrais en esta ruta.
    Hace algo más de 20 años yo trabajé un verano en Cercedilla y me llamaban mucho la atención los siete picos desde el pueblo, ahora gracias a vosotros los conozco desde arriba.

    Seguir así.
    Miguel

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario, y deciros que soy tambien un fiel seguidor de tu magnifica web. Muchos saludos para vosotros desde la Bitacora de Lanchero y os deseo un buen camino.
    Adios y "sigo a la escucha"

    ResponderEliminar