.

.

Laguna de las Verdes: antesala del Montihuero

Sábado, 21 de Enero de 2012
Mucho habíamos oído hablar sobre la Comarca de Babia y lo cautivador de sus paisajes, pero aún no habíamos hecho ningún recorrido por la zona que lo atestiguase.
Laguna de las Verdes - RESERVA DE LA BIOSFERA
Por esa razón, y para hacer una primera toma de contacto con la montaña babiana y sus encantos, elegimos la Laguna de las Verdes como punto emblemático y más conocido de la comarca de Babia Alta.
        Comienzo de la ruta señalizada desde Torre de Babia
Partimos del pueblo de Torre de Babia (Cabrillanes) a eso de las diez de la mañana, dejando nuestro coche casi al final del pueblo.

Cruzamos el puente junto al antiguo molino y tomamos la pista que discurre paralela al arroyo de Torre y que, gracias a su cómodo trazado, nos permite disfrutar de un agradable paseo mientras damos buena cuenta de algún dulce que nos hemos traído...
Para llegar a Babia nos ha llevado unas tres horitas de coche y el estómago ya nos ha manifestado sus quejas.
La senda balizada va en suave ascenso, lo que nos permite tomar buena nota de todo lo que vemos y oímos.

Dicen 'de los reyes leoneses' que pasaban largas temporadas en esta comarca para disfrutar de paz y de un agradable retiro de las obligaciones de la corte.
También se puede leer al respecto, que su interés estaba más relacionado con la abundante caza.
"eSrá" sujetando baliza y posando con la hermosa Cervata al fondo
 Magestuosos los plegamientos que, se diría que dan vida a esta montaña: la Cervata
En este trayecto únicamente nos vamos a encontrar dos bifurcaciones y, en ambos casos, habremos de coger la que asciende a nuestra izquierda.

Vamos avanzando con la bella Cervata a nuestra derecha y pronto llegamos al panel explicativo sobre la formación glaciar de la Laguna de las Verdes.

En esta época del año, lo que brilla por su ausencia es 'la tan necesaria nieve'.
Así el paisaje no nos recuerda para nada al de un valle glaciar en invierno, hasta que no llegamos a las inmediaciones del circo.
Majada de las Verdes y Torre de Peña Chana            
Pero primero alcanzamos la  Majada de las Verdes.
En esta campa destaca la construcción de un chozo de piedra destinado al pastoreo ovino.

A la izquierda de la cabaña continúa nuestro camino, ahora convertido en senda, que nos permite salvar el desnivel jalonado de grandes bloques de piedra, hasta la preciosa vega de los meandros que forma el arroyo de Torre.
Curso del arroyo que seguimos aguas arriba hacia la cuenca glaciar de la laguna




 
Sólo nos queda salvar una pequeña cuesta morrénica que nos separa del circo glaciar.
Y...
¡¡e voilà!!...

La laguna de las Verdes bien presidida por la esbelta aguja de las Coloradas
Encontramos la laguna parcialmente helada (está a unos 1.740 mts. de altitud), pero hay una parte que aún conserva la espesa vegetación que le da nombre, aunque su color ahora sea más bien pardo.
Espadaña del Montihuero cuya falda se va deshaciendo en el canchal que muere en la laguna
Circundamos la laguna por su izquierda y desde el arranque del canchal en el que se deshace la Espadaña del Montihuero, nos da la impresión de que no tiene mucha profundidad.

Esto es debido a los arrastres que la van rellenando, tanto los provinientes de la falda del Montihuero como los que aporta el arroyo de Torre que la alimenta.
De izq.a dcha. Peña los Años, Punta la Sierra, collada de la fuente del Corisco y la curiosa peña 'Chana' o 'Llana'
Cuando decidimos venir a Babia contactamos con nuestro amigo Dani, al que desde aquí le mandamos un saludo http://rutinasvarias.wordpress.com/ gran conocedor de la zona, quién nos remitió las indicaciones pertinentes para la ascensión al Montihuero.
eSrá al inicio del Canalón, escoltada por la aguja de las Coloradas     

Así pues, comenzamos la subida por una larga lengua de piedra suelta que aquí le llaman el Canalón. Este se abre paso entre la Espadaña del Montihuero y la fina aguja de las Coloradas.

Con paciencia y mucho cuidado (todo el canchal está al norte y, por tanto, a la umbría) ganamos altura a cada paso y vamos superando un desnivel considerable.
Dejamos en la hoya del circo glaciar a la laguna de las Verdes

Nos cruzamos con un grupillo que baja (al parecer uno se había hecho daño en el tobillo) y nos da señas de placas de hielo importantes en la parte más alta.

Decidimos ascender la canal lo más próximo posible a la Espadaña, a quién le está dando el sol, en vez de por la senda clásica que llevábamos pensada y que es el paso más habitual para llegar a la cumbre del Montihuero.
      La gran Espadaña del Montihuero junto a cuya pared ascendemos y descendemos

No hay nieve dura para crampones pero, a medida que ascendemos, nos encontramos más y más placas de hielo y roca helada que se fragmenta con facilidad.

Un sonido   familiar nos hace levantar la vista de la pedrera para descubrir una gran bandada de chova piquigualda.
Pyrrhocorax graculus

Una suerte que llamasen nuestra atención porque, al momento, recibimos la visita del aguila real, nada más y nada menos que una pareja que realizó dos o tres virajes para después desparecer, con la misma premura con la que nos sorprendió.
Aquila chrysaetos (fotomontaje de mala calidad, pero la fatiga de subida no permite otra cosa)
Y, como no... los reyes del canchal... los intrépidos rebecos...
Rupicapra pyrenaica parvaCon sus carreras y saltos ¡¡nos dan una tremenda envidia!!...
Se trata de una especie bien adaptada al medio... sin duda...
Pero hemos de seguir en nuestro empeño de alcanzar 'la collada' al final de la canal de la Espadaña ...
El circo glaciar y la canal por la que hemos subido, vistos desde 'la collada' a 2.135 mts.
Las rocas quebradizas, la piedra suelta y la escasa tierra y hierba heladas que nos estamos encontrando no nos lo están poniendo fácil.

Al fin, y tras casi dos horas de dura ascensión, llegamos a 'la collada' entre la Espadaña y el propio pico Montihuero, donde comprobamos que el paso hacia la cumbre está completamente helado.

Nos restan unos pocos metros para hacer cumbre pero decidimos dejarlo para otra ocasión en la que el hielo no ponga en peligro nuestra integridad.
Eso sí, las vistas desde esta antesala del Montihuero no nos las quita nadie y ¡eso es a lo que hemos subido hasta aquí!
Hacia el circo glaciar de la Laguna de las Verdes
Hacia Las Ubiñas
Hacia Somiedo, delante La Cervata
Hacia el oeste y sus cumbres
No conocemos nada, pero tendremos que ponerle remedio...
¡¡Cuánta montaña hay en Babia y Somiedo!!
El descenso lo hacemos por la misma canal, y ahora, los rebecos parece que nos admiten a más corta distancia.
De nuevo, ahí abajo nos esperan 'las Verdes' donde damos buena cuenta de nuestro almuerzo.
  ¡¡Vamos eSrá que tengo un "hambre de lobo"!!
Al lobo ni le menciones que salen todos a escape...


PERFIL DEL RECORRIDO
Distancia Total -> 13 Kms.
Tipo de Trazado -> Lineal
Desnivel -> 841 mts.
Duración -> 7 horas 20 '
Dificultad -> Alta
(por la presencia de hielo y % rampas)


PLANO E ITINERARIO 


GRÁFICA DEL RECORRIDO
Una pena que esta maravillosa tierra le quede a ojolince y sra. un poco lejos para las expediciones de día pero, habrá que plantearse seriamente la posibilidad de pasar algunas fechas en la zona para hacernos conocedores de este bello lugar y disfrutar de la armonía y paz que transmite.
Un saludo desde Pucela.
Ojolince y Sra.
**SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO**

6 comentarios:

  1. Magnifica excursión,esperamos os haya gustado la zona aunque estoy seguro de ello.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena pareja por la ruta. Las imágenes preciosas y la narración también, como siempre. Los rebecos quedaron genial, una especie que nunca había visto y me encantó el pasado otoño (Miguel A).
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muy buena chicos. Fue una pena el no poder acompañaros este día. Tenéis que repetir Babia para finales de la primavera, ahí luce en todo su esplendor. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Mañana, iremos con el G.M. "Trasgu Andayón" de Gijón, a esa maravillosa tierra de Babia. Intentaremos ascender al Montigüero, por la misma zona en la que vosotros habéis probado suerte. Esperemos que las condiciones climatológicas sean las adecuadas y podamos coronar tan emblemática montaña.
    Un saludo afectuoso para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Viti, pues que tengáis un buen día y os deje coronar pues las vistas desde él, bien merecen el esfuerzo. Y, si no fuera así, el paseo ya habría merecido la pena. ¡Bella Babia!
      Un abrazo de 'Ojolince y sra.'

      Eliminar