.

.

Pícidos en el Canal del Duero

Viernes, 13 de Julio de 2012
En este mes de Julio, cuando verdaderamente ha comenzado a apretar el calor, es cuando más dificultades tenemos los aficionados a la ornitología para disfrutar de un buen día de 'pajareo'.
      Dendrocopos major - Pico picapinos
 Ojolince y sra., por unas circunstancias u otras, debemos conformarnos con salir por las inmediaciones de casa, por nuestro 'canal del Duero' que cada vez nos sorprende más, en lo que respecta a observaciones pajariles.

Esta temporada, de entre las numerosas parejas de pico picapinos que crían por las inmediaciones del canal, una ha preparado su nido en un chopo negro que el año pasado resultó dañando por una de las quemas que tristemente tienen lugar en nuestro entorno, sin causa aparente.
                          Macho en la boca del nido                                     Hembra en al boca del nido
El chopo no se salvó pero, en su seco tronco ha sido posible la crianza de una familia de picapinos.
      Pico picapinos - Great Spotted Woodpecker
Durante estos días de crianza, les hemos visto echar incesantes vuelos a la caza de todo insecto que proporcionar a su hambrienta prole...
Eso sí, terminada la crianza han desaparecido como 'por arte de magia' y no les hemos vuelto a ver por la zona.
Otro pícido que ha criado este año en nuestro entorno es el mimético torcecuello.

Seguramente lo haga todos los años pero, precisamente por esa peculiaridad de su plumaje, es posible que nos haya pasado desapercibido.

En esta ocasión, no descubrimos a los adultos sino que, al pasar junto al tronco de una vieja acacia, oímos un incesante piar, a modo de matraqueo constante, que nos llevó a buscar entre la agrietada corteza, un agujero en el que asomaba un pollo de torcecuello.
Pollo de torcecuello, asomando en la grieta de su nido
Descubierto el nido, no nos resultó difícil la localización de los progenitores.
En las cercanías del nido éstos recopilaban hormigas en su pico para, una vez bien lleno, dirigirse a un posadero en alto, desde el que entrar al nido a cebar a su descendencia.
        Jynx torquilla - Torcecuello euroásiatico

Al igual que los picapinos, terminada la crianza, han desaparecido sin dejar rastro.
            Torcecuello - Eurasian wryneck
Aquí dejamos la crónica de pícidos de nuestro canal del Duero y os mandamos un saludo a todos los lectores y seguidores.
Ojolince y sra.

7 comentarios:

  1. Ese pollo de torce es un autentico documento,muy buena!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  2. Ya vemos que no es necesario ir muy lejos para ver fauna, lo del torcecuellos, fantastico. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pues como hay que cambiar, habéis dejado las altas cumbres para bajar al Canal del Duero y os habéis dado un festín ornitológico; buenas especies y buenas fotos las que nos mostráis. A mí, en particular, el torcecuellos me vuelve loco. Lástima no haber estado allí, jejeje. Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por la observacion del torcecuellos, es un ave que todavia no he visto y me parece muy bella, además teneis localizado el nido, cuando se descubren esas cosas me teneis que dar un toque! hahah un saludo y a ver si pronto estais otra vez saliendo ;)

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por los avistamientos y en particular por el del Torcecuellos que es más dificil de observar.
    Bien aprovechado esta ruta ornitológica por las inmediaciones de Valladolid ¡¡
    Muchas veces nos sorprendemos de los animales que viven cerquita de nuestra casa. Solo hace falta recorrer estas zonas vecinas con atención y paciencia.
    Un saludo.
    Kike

    ResponderEliminar