.

.

De La Alberca a la Peña de Francia

Sábado, 17 de Septiembre de 2011

Cumpleaños de sra. ojolince.
Buen día para rutear.
Hemos elegido el Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia aunque, en esta ocasión, no para disfrutar del privilegiado espacio de Las Batuecas que tanto nos gusta, sino para recorrer parte del GR-10 que atraviesa el parque, el tramo que discurre entre el pueblo de La Alberca y la Peña de Francia.

Llegamos a La Alberca a las 9:30 h. y ya estaba por sus empedradas calles un tamborilero haciendo sonar su flauta y su tamboril para suavizar el despertar de los vecinos y alegrar el paseo de los turistas.

Comprado el pan y tomado el cafetito, nos dirigimos a la ermita del humilladero donde arranca la parte del GR-10 que hemos pensado recorrer.

Dejamos el coche junto a la casa de oficios y tomamos el camino de nuestra izquierda, bien indicado por señales del GR rojas y blancas.
Da gusto caminar por este tipo de sendas señalizadas y mantenidas; en algunas de ellas, hasta siegan la vegetación abriendo un buen sendero.
Sra.ojolince y la Peña del Huevo
Vamos a la umbría de un pinar de silvestres, bien poblado, que nos mantiene entretenidos buscando los protagonistas de los cantos que escuchamos: picapinos, arrendajos y todo tipo de parus, además de agateador común y trepador azul.

Cruzamos un pequeño puentecillo para salvar el arroyo Arrohuevos desde donde contemplamos a nuestra izquierda, la Peña del Huevo (de donde desciende el arroyo) y la Peña Carbonera, pertenecientes al cordal que rodea y da cierre el espacio de Las Batuecas.
Asomando, a lo lejos, nuestro objetivo

En poco trecho nos encontramos una bifurcación que deberemos seguir por nuestra izquierda para introducirnos en el valle de Lera desde donde ya se contempla una lejana vista de nuestro objetivo: la Peña de Francia, que no perderemos casi en ningún momento del recorrido, lo que nos permite obtener muestras de ella en diferentes perspectivas y tonalidades.

Nuestro camino sigue poblado de pinos silvestres y más adelante salpicado de hermosos castaños con sus ya manifiestos erizos.
Frondosos castaños, al fondo el monasterio de la Peña de Francia
Nos encontrarnos con el río Francia, casi sin agua en estas fechas, en su unión con el Lera que nace al pie de la mesa del Francés y los cruzaremos por el pontón de Lera, que se encuentra en muy mal estado.

A partir de aquí, y en constante ascensión, vamos avanzando por un espacio de vegetación arbustiva de retama y escoba con algún ejemplar de pino aislado donde se distinguen con facilidad machos, hembras y jóvenes de tarabilla común, además de los escurridizos acentores comunes.
Ganamos altura y seguimos las indicaciones de la pista hacia la derecha y luego a la izquierda para introducirnos en el pinar que rodea la falda de la Peña de Francia.
Reyezuelo listado - Regulus ignicapillus
Pino silvestre en su parte más baja pasando a roble melojo con escasos acebos, serbales y arces en la superior.
En el sotobosque abundan los escribanos, trepador azul y los intrépidos reyezuelos listados que siempre nos deleitan con sus acrobacias; además de los habituales arrendajos y picapinos que escuchamos con frecuencia.
Lagartija de las Batuecas (joven) -Iberolacerta Martinezricai
La marcada senda se cruza en tres ocasiones con la carretera que viene del Cabaco.
Nos lleva por la ladera este de la montaña para alcanzar el mirador almenado conocido como el balcón del Fraile. Su forma en ángulo nos ofrece vistas de la doble vertiente de la montaña.

Aquí descubrimos otro entretenimiento: jóvenes ejemplares de la lagartija de las Batuecas, un endemismo del parque natural, considerada por un estudio de la Universidad de Salamanca como el único vertebrado endémico de Castilla y León.

La escarpada falda de la Peña (por donde andas las cabras montesas) vista desde el Viacrucis
A partir de aquí la senda sigue el antiguo Viacrucis que nos lleva directamente a la Rotonda o Mirador de Santo Domingo a 1.723 mts. de altitud.

En él nos encontramos señalizaciones de las poblaciones que podemos distinguir según hacia donde miremos: Sequeros, La Alberca ...
Siguiendo la rotonda en cuyo centro se ubica un reloj de sol (foto de cabecera) obtenemos una panorámica de 360 grados para contemplar el campo Charro, las Batuecas e incluso las Hurdes cacereñas y tierras del vecino Portugal.
Recorremos el resto de las construcciones: el colosal Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, con su plaza y rollo s.XVIII; el Convento de frailes dominicos s.XV; la capilla de la Blanca s.XVI y la iglesia gótica con su hermosa torre datada de 1767. Todo el conjunto fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1956.
Plaza y rollo. A la izquierda la puerta del Convento y a la derecha la torre de la Iglesia
No dejamos de visitar el mirador de Santiago situado hacia la parte más meridional de la plaza.
Fue construído sobre la derruída capilla que dió cobijo a la imagen del apóstol y es un singular mirador de montañas y valles através de la silueta recortada en hierro.

En un primer término distinguimos el collado conocido como paso del Lobo desde el que se puede alcanzar la mesa del Francés.
Terminamos nuestro recorrido arquitectónico por la Peña y nos dirigimos al punto más feo (a nuestro parecer) por su proximidad al repetidor allí existente. Vamos a reponer fuerzas asi que, sacamos la intendencia y a comer.
Collalba gris - Oenanthe oenanthe
Pues si que está resultando entretenido el almuerzo: buitre leonado, colirrojo tizón, collalba gris, avión común y hasta roquero rojo, nos visitan.

En la hospedería nos tomamos el café y, a eso de las tres de la tarde, ya estamos dispuestos a proseguir el camino.

Desandando el Viacrucis contemplamos hembras y jóvenes de la cabra montés reintroducida Capra pyrenaica subsp.victoriae que ocupan la escarpada pared de la peña.

Una vez descendida, vamos a tomar el camino que discurre más próximo a la sierra de la Alberca (cordal oeste de la s. de Francia).
El paraje es muy similar aunque nos encontramos con algunos ejemplares de pino resinero, además del silvestre.

Por aquí campan a su anchas ciervos y corzos aunque sólo conseguimos avistar un asustado joven de corzo.

Más próximos al pueblo, el pinar es substituído por un frondoso castañar, bien cuidado por los habitantes de la comarca, conservando ejemplares de más de 400 años.
Castanea sativa                                                                               Ficedula hypoleuca
Detuvimos nuestro caminar para retratar al pequeño papamoscas cerrojillo que posó durante unos instantes ante la cámara de ojolince. Gracias sr. Cerrojillo.
Poco trecho más adelante nos unimos al camino de partida y llegamos felizmente a La Alberca.
GRAFICA DEL RECORRIDO
MAPA Y PERFIL DEL RECORRIDO
Y hasta aquí le duró la ruta del 'feliz, feliz en tu día' a la sra. ojolince.
Un saludo desde Pucela a todos los amigos y seguidores del blog.
Ojolince y sra. 
Distancia Total -> 20 Kms.
Desnivel -> 651 mts.
Tipo de trazado -> Semilineal
Dificultad -> Baja - Media
Tiempo total -> 8 horas 25'
*SED CONSCIENTES DE VUESTRAS LIMITACIONES PORQUE LA MONTAÑA PONE A CADA UNO EN SU SITIO*

5 comentarios:

  1. Una ruta maravillosa amigos. Encontrasteis mucha fauna, entre ellos la lagartija de las batuecas que la llevamos buscando un tiempo y no la hemos visto, !que suerte¡.
    A partir de ahora se empiezan a ver por allí también los machos monteses disputarse a las hembras y echar carreras tras ellas, un verdadero placer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buenas, una zona que no conozco y no me importaria ir a hacer alguna ruta por alli, aunque de momento no puede ser. Vaya lio con las nuevas especies de lagartijas, cualquiera las pone nombre ahora. Al final subi el Murcia y segui la cresta hasta el lago lomas, una buena paliza de 1500m de desnivel, pero sarna con.....
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Un sitio precioso que solo conozco de ir de turista dominguero en varias ocasiones. La entrada es de diez. No sólo paisaje y ruta sino también naturaleza. Eso se ve en pocos blogs o en ninguno más. Saludos.

    Dani

    ResponderEliminar